Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La pareja con discapacidad intelectual vive en un bajo okupado de L'Hospitalet de Llobregat / GOOGLE STREET VIEW

Posponen el desahucio de una pareja de personas con discapacidad en L'Hospitalet de Llobregat

El hombre okupó el local abandonado hace tres años, después de perder la casa que había heredado de sus padres

4 min

El lanzamiento previsto para este jueves en una vivienda de L’Hospitalet de Llobregat en la que vive una pareja de personas con discapacidad intelectual se ha pospuesto porque los inquilinos aún tienen margen para marcharse voluntariamente hasta marzo.

En el inmueble, situado en la calle Sant Roc, viven Juan, un hombre de 50 años con una discapacidad intelectual de un 33%, que okupó el local abandonado hace casi tres años, y su pareja, de 53 y con un 68% de discapacidad intelectual. Con la paralización del desahucio, tendrán un margen de poco más de un mes para irse voluntariamente.

El edificio será derruido

El local en el que residen está afectado por un plan urbanístico y será derruido. Aunque inicialmente el juzgado de L’Hospitalet ordenó el desahucio para hoy, a petición de la Junta de Compensación del Camí de la Riereta de L’Hospitalet, que impulsa el proyecto, finalmente se ha aplazado.

Fuentes judiciales han señalado que el desahucio no se ha ejecutado porque, desde que se notificó el lanzamiento la semana pasada, los inquilinos cuentan con un mes para abandonar el inmueble de forma voluntaria. Al comprobar que la fecha inicial prevista para el desahucio aún estaba dentro del periodo para marcharse, el lanzamiento ha sido suspendido hasta finales de febrero o principios de marzo.

“Una vivienda digna”

"Solo pido algo justo, todo el mundo tenemos derecho, como dice la Constitución, a una vivienda digna. ¿Dónde está mi vivienda digna? Si estoy durmiendo en un local con ratones, que tengo la ropa y las sábanas comidas por los ratones", explicó Juan a Efe, que contó que se vio obligado a okupar el lugar después de que su expareja se quedara la casa que heredó de sus padres.

Amigos y conocidos se han movilizado para ayudar a la pareja, que no tiene familia, y le han conseguido un abogado y que el Ayuntamiento de L’Hospitalet le ofrezca una solución. "Por sus propios medios no van a poder, nadie les va a alquilar nada. Cuando les echen se van a encontrar solos con sus cosas en la calle. El Ayuntamiento tiene que hacer algo", manifestó a la agencia un conocido de Juan, que lo ayuda con los trámites administrativos. Además, el entorno explica que el afectado se dedica a la recogida de chatarra porque no tiene otros ingresos.

No hay vivienda social

Desde el Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat han puesto a disposición de la pareja el Centro Residencial de Estancia Limitada Els Alps, que ofrece acogida residencial temporal. Además, inciden en que la mejor solución sería que la pareja se inscribiera en una mesa de emergencia para encontrar una vivienda, aunque hay una cola de casi 300 peticiones, dicen, para las que no hay suficientes pisos.