Menú Buscar

Un portero de discoteca agrede a una joven y rompe la tibia a su madre en Reus

La víctima presenta golpes y conmoción cerebral, mientras que su familiar está a la espera de ser operada tras ser atacadas, supuestamente, en las puertas de La Fábrica

04.03.2019 12:27 h.
3 min

Un portero de discoteca agredió supuestamente a una joven de 19 años y a su madre, de 47, el domingo en Reus (Tarragona). Una joven ha denunciado con un vídeo que el vigilante arremetió contra ella y la familiar, golpeándola y causándole una conmoción cerebral, por una rotura de tibia a la segunda víctima, que estaría a la espera de ser operada.

Según ha avanzado El Diari de Tarragona, los hechos ocurrieron la madrugada del domingo durante la celebración del Carnaval en la localidad. Según la denunciante, en el transcurso de la festividad trató de acceder al local de ocio nocturno La Fàbrica, pero el vigilante le negó la entrada, alegando que era menor de edad. Según la misma fuente, "llevaba el DNI encima", pero los porteros no accedieron. Las dos mujeres pidieron una hoja de reclamaciones, y, siempre según ellas, la seguridad reaccionó echándolas a empujones del local. "Nos tiraron al suelo", lamentan.

Tibia rota y conmoción salarial

La presunta agresión del portero, que no ha sido rechazada por la gerencia del establecimiento, ha resultado con la fiestera herida leve por "golpes y empujones". La madre, a su vez, presenta una tibia rota. Ambas fueron atendidas en el Centro de Atención Primaria (CAP) Sant Pere de Reus. La herida más grave estaría esperando una intervención quirúrgica para recuperarse de su lesión.

Un portavoz de la discoteca La Fàbrica, Josep Maria Tintoré, ha indicado que "le consta que la chica sería menor de edad". El directivo ha agregado que, en todo caso, "miles de personas pasan cada fin de semana por nuestra discoteca" sin que se produzcan problemas.

Polémica sexista

Cabe recordar que la supuesta agresión en La Fàbrica no es la primera polémica que mancilla el expediente de este establecimiento de ocio nocturno. En 2014, un cartel del local en ocasión del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, ya provocó un intenso debate, ya que ofrecía un espectáculo de striptease solo para mujeres.

La polémica se repitió en 2017, cuando se repitió el show reservado solo para ellas coincidiendo con el 8M. Ante ello, el establecimiento respondió que "nuestros acontecimientos están destinados a divertir al público sin entrar en temas políticos ni en tendencias que pueden afectar de forma negativa o que estén en contra de alguien o de algún colectivo".