Menú Buscar
Mujer luciendo su bañador en una piscina / PIXABAY

¿Por qué ya es tarde para comprar un bañador?

Las compras ‘online’ están provocando la desestacionalización de la demanda de determinados productos

3 min

Aunque tradicionalmente han comenzado el 1 de julio, las rebajas de verano ya se empiezan a hacer notar. Algunas tiendas han optado por adelantar sus descuentos para invitar a sus clientes a que efectúen ya sus compras, consiguiendo las últimas novedades al mejor precio.

Sin embargo, “las tendencias de compra online están produciendo una cada vez mayor desestacionalización de la demanda en determinados productos”, tal y como lo ha desvelado el último estudio de Idealo, cuyos resultados muestran cómo la adquisición en invierno de ciertos productos típicamente veraniegos como los bañadores, barbacoas o ventiladores puede suponer un ahorro considerable.

Grandes diferencias de precio

De esta forma, las personas que compraron sus bañadores en el mes de enero pagaron de media hasta 37’65 euros menos, “lo que supone un ahorro del 128%” respecto a hacerlo en verano. Las barbacoas, por otra parte, alcanzan su precio mínimo de 98 euros en diciembre, con un máximo de 193 euros en abril con la llegada del buen tiempo (“una diferencia de precio del 97%”).

Otros de los productos que alcanzan su precio máximo en el mes de agosto son los muebles de camping (82’99 euros) y el mínimo en enero, cuando no llegan a los 50 euros. Otra recomendación que ofrecen desde el comparador de precios es la de evitar comprar un ventilador en el mes de agosto “pues su precio alcanza máximos en plena canícula: 205 euros”. En cambio comprarlo a principios de verano, en el mes de junio, puede suponer un ahorro de hasta un 95’5% de su precio habitual.

Los 'millennials' buscan ofertas todo el año

El estudio de Idealo también ha analizado las tendencias de demanda durante las rebajas estivales, concluyendo que los mayores de 65 años siguen esperando al 1 de julio para buscar sus ofertas, con un incremento de demanda del 128,89% respecto al periodo de no rebajas. “Esto es debido a que pese a la liberalización de los períodos de rebajas en 2012, la generación más veterana sigue teniendo muy interiorizado que los mejores descuentos se siguen encontrando en las fechas tradicionales de julio y agosto”, argumentan.

“En cambio, los millennials prefieren buscar ofertas online durante todo el año y no especialmente durante el período de descuentos oficial, ya que la demanda en el segmento de edad de 25 a 44 años cae en más de un 50% en los meses de rebajas”.