Menú Buscar
Captura de uno de los tuits polémicos del futbolista Sergi Guardiola.

Por el twitter muere el pez

Además del joven futbolista Sergi Guardiola, otros personajes han visto truncadas sus expectativas por no contenerse a la hora de tuitear

Carles Bellsolà
4 min

Sergi Guardiola pasó en tres horas de ser la última promesa del FC Barcelona a tener que buscar nuevo equipo. Y todo, por unos tuits en mala hora publicados. El club blaugrana rescindió ayer fulminantemente su contrato, firmado apenas ocho horas antes, después de que en la redes se expurgaran tuits de más de dos años de antigüedad en que el joven futbolista soltaba un "Hala Madrid", muy poco apropiado para el barcelonismo, y un directamente ofensivo "puta Cataluña".

Una quizás prometedora carrera en el Barça, truncada por unos tuits desafortunados. Pero el suyo no es, ni mucho menos, el único caso.

El concejal chistoso de Ahora Madrid

El precedente más conocido, también fulminante y también por culpa de tuits ya olvidados, fue el del concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata. En junio, apenas unas horas después de que se constituyera en nuevo consistorio, se divulgaron diversos tuits suyos con chistes de muy dudoso gusto.

"¿Cómo meterías a cinco millones de judíos en un 600? En el cenicero", o "Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcáser para que no vaya Irene Villa a por repuestos" son algunos de los ejemplos del particular humor del concejal de Manuela Carmena. Que, sólo dos días después, tuvo que renunciar al cargo de responsable de Cultura. Aunque conservó su asiento de concejal.

Un candidato fugaz de Ciudadanos

Menos conocido, pero con consecuencias más graves para el interesado fue el caso, también este año, del fallido candidato de Ciudadanos a las elecciones autonómicas en Asturias, Francisco Gambarte. Quien, en enero, ya habiendo sido anunciado como cabeza de lista a los comicios de mayo, se enzarzó en una discusión por Twitter, se calentó, y escribió que se iba a "limpiar el culo" con la bandera "estrellada" –en referencia a la 'estelada' independentista catalana–. Además de no olvidarse un "putacataluña".

Gambarte renunció a ser candidato solo dos días después de que un diario asturiano divulgara los tuits de la polémica. Y, posteriormente, debió arrepentirse de su arrebato en las redes. Sobre todo, al ver que Ciudadanos obtuvo tres representantes en la cámara asturiana.

"Catalanes de mierda"

También tuvo un mal final el ex número dos del comisionado para la Marca España Juan Carlos Gafo. En julio de 2013, y como reacción airada a la pitada al himno español en la inauguración del Mundial de Natación que se celebró en Barcelona, escribió un desafortunado y más que ofensivo comentario: "Catalanes de mierda. No se merecen nada".

Gafo intentó rectificar posteriormente, y matizó que sólo se refería a los catalanes que habían abucheado el himno. También pidió perdón. Pero tuvo que dejar su cargo, fulminado al momento por el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo.

Pere Navarro y su tuit "falso"

Menos proyección, pero también un cargo perdido por culpa de twitter, tenía el imprudente community manager del ex líder del PSC Pere Navarro que, ese mismo 2013, también se pasó de frenada en la red. "¿Era obligatorio ver la entrevista al #presidentMas? Me vendran a buscar los Mossos por desleal o algo? Que borreguismo", publicó, mientras Artur Mas estaba siendo entrevistado en TV3. Un tuit agresivo, pero perfectamente publicable... si no fuera porque lo publicó –en ejercicio de su trabajo– en la cuenta de Navarro.

El tuit fue eliminado al momento, sea por el propio autor, sea por alguien del PSC. Pero no tan rápido como para que otros tuiteros tomaran sus pertinentes capturas de pantalla y lo divulgaran extensamente.

Navarro lió aun más la cosa cuando se disculpó con la excusa de que su cuenta se había utilizado "ilegítimamente" para publicar un tuit "falso". El partido lo cubrió al afirmar que autor del tuit actuó sin autorización. Y el community manager tuvo que dimitir.