Menú Buscar
El acto de presentación del Libro blanco de las terrazas de Barcelona / CG

Políticos y famosos de Barcelona se unen para cuestionar la normativa de terrazas de Colau

El Gremio de Restauradores crea una comisión y elabora un libro blanco de pros y contras de la regulación de los veladores

4 min

Un continuo “sí, pero”. Una defensa acérrima de las terrazas de los bares y la cultura propia que conllevan. Una oda a los momentos de cañas entre amigos, familiares, compañeros de trabajo o con uno mismo. Es el resumen de la presentación, este martes, del Libro blanco de las terrazas de Barcelona, elaborado por una comisión creada por el Gremio de Restauradores de la capital catalana.

Se trata de una iniciativa del sector de la restauración en la que han participado 20 “vecinos con nombre y apellido”, según el propio gremio, como Eduardo Mendoza, Bonaventura Clotet, Javier Mariscal o Gonzalo Bernardos, con el fin de cuestionar la normativa de terrazas actual y que recoge propuestas acerca de aspectos como el régimen de las distancias, el horario o la protección de los establecimientos emblemáticos, por ejemplo.

Críticas sutiles

“Representa que estamos en una terraza --ilegal-- y que yo soy un camarero --también ilegal--“. Con esta declaración de intenciones presentaba el evento el actor catalán Joan Pera y abría la veda de elogios a las “salas de estar de los restaurantes” y de críticas sutiles a la normativa del Ayuntamiento de Barcelona.

Entre los asistentes, políticos como Artur Mas, Miquel Iceta, Xavier Trias o Trini Capdevila, además de algunos concejales que han participado en la lucha contra la normativa municipal como Koldo Blanco o Marilen Barceló (C's). También estaban presentes otras “personalidades ilustres”, según los restauradores, como Pilar Rahola, Xavier Sardà, Gloria Serra, Javier Mariscal, Isabel Clara Simó o Mercedes Milà, entre otros. 

Por parte del consistorio barcelonés, el socialista Jaume Collboni y los concejales Daniel Módol y Montserrat Ballarín. “Hemos invitado a los miembros de BComú. Gala Pin disculpó su ausencia y Ada Colau se ha puesto en contacto con nosotros para recibirnos y acabar con este problema” ha dicho a los medios Roger Pallarols, director del Gremio de Restauradores.

Sin calendario establecido

Pallarols ha asegurado que el clima es “favorable para la resolución del conflicto” por parte tanto del consistorio barcelonés, como de los grupos de oposición y el sector de la restauración. “La conclusión es que no estamos solos” ha dicho.

Pere Chías, presidente de la misma entidad, ha informado de que el 82,9% de personas consumidoras de terrazas en Barcelona son los propios vecinos “repartido por igual entre los que son del barrio y los que son de otros, pero son barceloneses” y ha añadido que “no tiene sentido que el ayuntamiento continúe aplicando, y con tanta dureza, una norma que se quiere modificar”.

Tras la presentación del libro, elaborado tras tres meses de trabajo en los que se han celebrado cuatro debates y cinco ponencias, los restauradores han declarado tener la esperanza de que este verano ya sean efectivos los cambios que proponen. Collboni, por su parte, ha reiterado que se necesita un tiempo prudencial, incluso no ceñido a una sola legislatura.