Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cordón policial en la jefatura de Via Laietana / CG

Policías denuncian que el Gobierno contempla el desalojo de la jefatura de Via Laietana

Jupol reclama a Sánchez valentía y no ceder ante los independentistas para conservar sus escaños

3 min

Policías denuncian que el Gobierno ha "cedido" ante los independentistas en pleno estado de alarma al abrir la puerta a "desalojar" a la Policía Nacional de la Jefatura de Via Laietana. El sindicato Jupol reclama al ejecutivo de Pedro Sánchez que "no venda" al cuerpo por "un puñado de votos".

En un comunicado, los agentes detallan que el Gobierno, en una respuesta parlamentaria a una pregunta que formuló Esquerrra Republicana (ERC) en enero pasado, abre la puerta a consumar el "desalojo" de la Policía Nacional del edificio de jefatura en la que viene trabajando desde hace años, para poner en su lugar un museo de la represión franquista.

"Falta de valentía"

El secretario de la organización en Barcelona, Marcos Veiras, ha calificado esta medida de "incomprensible", ya que no entienden que en la actual situación de crisis sanitaria el ejecutivo "entre al juego de las peticiones de los partidos independentistas".

Por este motivo, solicitan a Sánchez que "defienda a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y que proteja también sus centros de trabajo", y es que, según Jupol, se ha puesto en evidencia la "falta de valentía" del Gobierno, al publicar la respuesta a la pregunta de ERC tres meses después, en plena pandemia, sin publicidad alguna y sin haber tenido en cuenta la opinión de los agentes.

Oposición al traslado

Según Jupol, ello demuestra "la falta de valentía de este Gobierno y la necesidad de premiar a los partidos independentistas, con el único objetivo de conservar sus escaños". Y es que el sindicato ya se opuso en su día a esta medida cuando se empezó a plantear el "desalojo" de la Policía Nacional de su sede en la Via Laietana de Barcelona, el pasado mes de noviembre de 2019.

En las dependencias de Jefatura trabajan actualmente decenas de agentes y personal de administración de la Policía, por lo que el traslado a una nueva sede que reúna las características necesarias "sería muy complicado y supondría una merma de las condiciones laborales y operativas", según Jupol.