Menú Buscar
El perro abatido por un policía en Calafell / FACEBOOK

Un policía mata a tiros a un perro en Calafell

Un agente ha disparado a un rottweiler en la urbanización Valldemar

12.01.2019 15:21 h.
4 min

Un agente de la Policía Local de Calafell ha matado de un disparo a un perro rottweiller. Los hechos ocurrieron este viernes, después de que unos vecinos llamasen a la policía para alertar de que había un can en las inmediaciones de la urbanización de Valldemar del municipio y temían que fuera peligroso.

Este suceso se produce después de que el pasado diciembre un agente de la Guardia Urbana acabe con la vida de la perra Sota en Barcelona. En aquella ocasión, el agente explicó que el can le había atacado; motivo que no evitó que centenares de personas saliesen a la calle en señal de protesta, e incluso que algunos defensores de los animales lo amenzasen de muerte.

Agentes de la Policía de Calafell en la urbanización Valldemar / FACEBOOK

Agentes de la Policía de Calafell en la urbanización Valldemar / FACEBOOK

Disparos

Según recoge El Diari de Tarragona, fuentes policiales señalan que el perro habría atacado a los agentes, razón por la que uno de los cuales se habría visto obligado a desenfundar el arma y a dispararle para repeler la agresión.

Un testigo, que ha denunciado esta acción a través de un grupo de Facebook, narra que cuando los policías llegaron a la urbanización, uno de ellos disparó varias veces el arma reglamentaria para abatir al can, que falleció poco después. El motivo de su presencia en la urbanización Valldemar de Calafell era la llamada de un vecino que se asustó ante la presencia del animal de raza peligrosa.

Concentración

El partido animalista PACMA convocó este sábado a las 17:00 horas un acto de repulsa en Calafell contra la muerte a tiros de Shaitan, nombre del rotweiller fallecido. "¿Hasta cuándo seguirán permitiendo las administraciones que la policía acabe a tiros con la vida de animales en la vía pública?", ha manifestado la organización a través de un apunte de Twitter.

Sota

Esta noticia llega en medio de toda la movilización que ha habido después de la muerte de Sota por parte de otro policía. En aquella ocasión, el agente explicó que el can le había mordido un brazo, motivo por el que se vio obligado a disparar para defenderse.

Las explicaciones no convencieron a los defensores de los animales que consideraron desproporcionada la actuación del guardia urbano. Además de una movilización que congregó a unas 2.000 personas en Barcelona, algunos radicales también amenazaron de muerte al agente.