Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Escena posterior al tiroteo que segó la vida de un sargento en Gavà (Barcelona) en 2017 / EFE

Policías sin pistola en el pueblo donde murió un agente en 2017

Los agentes de Gavà protestan por la contratación de dos interinos sin arma de fuego; el ayuntamiento responde que "están formados y conocen el municipio"

4 min

Malestar entre la Policía Local de Gavà (Barcelona) por la contratación de dos agentes interinos que no llevarán arma de fuego porque la ley lo prohíbe. Los agentes del municipio protestan porque fue en esta localidad donde un tiroteo segó la vida de un sargento y dejó a otro compañero herido grave en 2017. El ayuntamiento, a su vez, se defiende alegando que los efectivos policiales "están formados y conocen el municipio". 

La queja pública la han elevado los sindicatos CCOO, UGT y Splcme, que han mostrado su "total disconformidad" por la renovación del contrato de dos interinos. Sostiene la parte social que las incorporaciones han tenido lugar en base a "una bolsa de trabajo caducada, sin oferta pública y sin existir razón alguna de urgencia". 

"Sin arma de fuego"

Las plataformas alertan de que este personal "no ha realizado el curso de formación básica del Instituto de Seguridad Pública de Cataluña (ISPC), no porta arma de fuego e hipoteca la seguridad del funcionario de carrera que debe patrullar con esa persona sin poder realizar las funciones encomendadas a estos".

En paralelo a ello, consideran las tres agrupaciones que los dos fichajes "no solucionan la carencia del colectivo". "Quizás se debería reflexionar porque para otro proceso selectivo de cuatro plazas en comisión de servicio para funcionarios de carrera [...] solo se hayan supuestamente presentado dos personas en toda Cataluña", advierten. 

Ayuntamiento: "Persona formado y conocedor"

Preguntado por la cuestión, el Ayuntamiento de Gavà ha confirmado que "tiene previsto contratar a dos agentes interinos", una figura "prevista en la normativa para reforzar la plantilla de la Policía Local". El objetivo es cubrir "las fluctuaciones de los meses de verano". Admite la Administración local que estos interinos "no pueden llevar armas por prohibición expresa de la ley". 

La fuente oficial subraya que "está previsto que sean las mismas personas que ya trabajaron el año pasado, por lo que tienen el conocimiento necesario del municipio y de la organización". Los dos profesionales presentan también la "formación requerida", que imparte la Policía Local de Gavà porque el ISPC no la pudo hacer por la pandemia en 2020. Este año, los dos policías también volverán a someterse a instrucción. ¿Será suficiente? "Consideramos que la formación recibida, junto a la experiencia anterior, son suficientes para poder ejercer sus funciones con garantía y ofrecer el servicio con la calidad y profesionalidad necesarias", apostilla el Ejecutivo local. 

Tragedia en 2017

El trasfondo del debate sobre los policías interinos de Gavà, una figura muy presente en muchos municipios catalanes, esta marcada por una tragedia ocurrida en 2017. Aquel año, un sargento y su compañero cabo fueron tiroteados en la localidad. El funcionario de mayor rango acabó falleciendo por las heridas recibidas durante el incidente con arma de fuego. 

Los hechos tuvieron lugar junto al tanatorio del municipio, y durante el suceso se empleó un fusil réplica AK-47 o Kalashnikov. Posteriormente, se relacionó al autor de los disparos, que fue abatido pero sobrevivió, con un ajuste de cuentas​ con otra familia que velaba un difunto en la sala de velas.