Menú Buscar
Un coche patrulla de la Policía Nacional / EFE

La Policía desmantela una red de tráfico de personas en Tarragona

Los 15 detenidos captaban a ciudadanos nigerianos y concertaban falsos matrimonios para tramitar autorizaciones de residencia

14.11.2019 13:18 h.
2 min

La Policía Nacional ha detenido a 15 personas en Tarragona que, a través de una inmobiliaria, gestionaban el alquiler fraudulento de pisos que servían para presentar expedientes administrativos ante el ayuntamiento y obtener así permisos de residencia

Una trama que mediante el arrendamiento de domicilios, empadronaba de forma fraudulenta a ciudadanos extranjeros, y concertaba falsos matrimonios para obtener así las autorizaciones de residencia en España.

Investigación

La operación policial arrancó a principios de octubre de 2018, cuando los agentes detectaron que en un bloque de pisos en Cambrils, propiedad de un español, figuraban empadronadas de forma ficticia diversas personas. Para ello, en el contrato de alquiler usurpaban la identidad de un tercero. 

El objetivo era realizar trámites ante las administraciones, y poder concertar así matrimonios y obtener permisos de residencia. Un total de doce personas han sido detenidas, entre los que se encontraban los responsables de la inmobiliaria.

Asesoría

Dos personas de nacionalidad española regentaban la empresa, que también funcionaba como asesoría legal del entramado criminal. En el transcurso de la operación se han intervenido numerosos documentos falsos, así como contratos de alquiler y padrones fraudulentos.

A los detenidos se les imputan delitos de falsedad en documento público u oficial, usurpación de estado civil, de favorecer la inmigración ilegal, estafa y pertenencia a grupo criminal, habiendo quedado todos ellos en libertad con cargos. Seis de los arrestados son de nacionalidad española, dos de nacionalidad nigeriana, otro de República Dominicana, otro portugués y otro de nacionalidad rumana.

Nuevas detenciones

La investigación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones tras el análisis de la documentación intervenida. La operación la han llevado a cabo agentes de la UCRIF de la Comisaría Provincial de Tarragona y de la UCRIF de Málaga.