Menú Buscar
Una calle del barrio del Raval donde se ha llevado a cabo la operación policial / EFE

Cinco detenidos en una batida policial en Barcelona

Entre los arrestados hay cuatro jóvenes que, minutos antes de comenzar la operación, le habían robado el teléfono móvil a una persona

25.01.2019 14:01 h.
3 min

Los Mossos d’Esquadra han detenido este viernes a cinco personas en una operación policial que ha tenido lugar en los Jardins de Sant Pau del Camp, en el barrio del Raval de Barcelona. Se trata de una de las zonas más conflictivas de la ciudad con un alto porcentaje de criminalidad, tráfico de drogas y ocupación de viviendas.

La actuación se ha llevado a cabo junto a la Guardia Urbana y se ha iniciado con la intención de identificar a algunas personas que dormían en la calle. Según los agentes, algunas de estas personas también habían consumido sustancias estupefacientes.

Cerrado con cadena

Cuatro de los arrestados eran menores de edad que habían robado un teléfono móvil a una chica momentos antes de que se iniciara la batida de los agentes. El quinto se trata de un adulto sobre el que pesaba una orden de búsqueda y captura.

En la batida policial, además de las detenciones, también se ha identificado a varias personas que pernoctaban en un parque del barrio del Raval y a las que se ha desalojado de la zona. Las instalaciones ha sido cerradas con una cadena para nadie vuelva a pasar la noche allí.

Seguridad ciudadana

El objetivo que se persigue con este tipo de dispositivos es garantizar la seguridad ciudadana, especialmente en un barrio tan polémico y con tanto altercardos como es el Raval. Los vecinos se quejan de la “sensación de inseguridad” al pasear. De hecho, muchos de ellos reconocen que tienen miedo a salir a la calle, especialmente por la noche.

También se pretende evitar la ocupación del espacio público. De esta forma, las personas sin techo no podrán dormir ahí ni tampoco acumular material dado que muchas de ellas se dedican a la chatarra.

Menores en la zona

La policía también ha detectado a algunos menores que, a altas horas de la madrugada, no iban a compañados ni por sus padres ni por tutores, por lo que ha dado aviso a la Dirección General de Atención a la Infancia y a la Adolescencia (DGAIA).

La Guardia Urbana tiene intención de realizar más dispositivos de este tipo de forma periódica en distintos puntos de Barcelona.

Más casos

Situaciones similares se intentaron solucionar también en 2017. Durante este año, el Ayuntamiento de Barcelona ha diseñado un plan de acción para evitar asentamientos en espacios públicos.

Las personas que duermen en la calle se distribuyen por todas las zonas de la Ciudad Condal, aunque es en el Raval donde se producen más conflictos con la policía o, incluso, entre ellos mismos.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información