Menú Buscar
El polémico cartel del carnaval de Terrassa (Barcelona) que varias entidades considera vejatorio / CG

Polémica por el "vejatorio" cartel del carnaval de Terrassa

El Instituto de la Mujer y el Ayuntamiento piden la retirada de la imagen en la que aparece una mujer desnuda cuyas partes íntimas son tapadas por manos

3 min

El Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades ha exigido la "retirada inmediata" del cartel de carnaval de Terrassa (Barcelona) por considerarlo vejatorio con las mujeres. La imagen, obra de Xavi Suárez, ha causado una viva polémica en las redes sociales. En la misma aparece el dibujo de una mujer desnuda con un antifaz y con tres brazos de distintos colores que cubren sus partes íntimas. Por su parte, el Ayuntamiento de la ciudad también ha pedido la retirada del cartel a la entidad “La Mascarada” de dicha localidad, organizadora del carnaval.

En un comunicado, el Instituto indica que "el respeto a los derechos de las mujeres también supone el respeto a la representación de su imagen, por lo que hay que rechazar tajantemente cualquier forma de cosificación y de utilización del cuerpo femenino como un reclamo y un objeto sexual. Ni el humor, ni la sátira, y mucho menos la mera crítica política pueden servir de justificación para vulnerar estos derechos".

"Nornalización de la violencia"

Considera que la imagen del carnaval de Terrassa supone "más en el contexto actual de denuncia global de la 'normalización' de la violencia y el acoso sexual hacia las mujeres, reforzar los comportamientos y actitudes culturales que se quieren combatir".

La entidad condena "de forma firme y permanente cualquier tratamiento vejatorio de la imagen de las mujeres, como ocurre con el mencionado cartel. Por ello, se exige la inmediata retirada del mismo y se demanda una reflexión colectiva, especialmente de quienes ostentan responsabilidades públicas, sobre el perjuicio a la igualdad entre mujeres y hombres que este tipo de creatividades representan, así como un esfuerzo para erradicarlas.

Por su parte, el teniente de alcalde de Cultura, Amadeu Aguado, afirma que la imagen supone una "banalización de la violencia sexual implícita y una objectualización del cuerpo de las mujeres" y que no encaja con la ciudad feminista" que es Terrassa. Entidades feministas se han sumado a las críticas.