Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Foto de un quebrantahuesos acercándose al suelo / GENERALITAT

La población de quebrantahuesos en el Pirineo oriental se estabiliza

El último censo realizado en el Parque Natural de las Cabeceras del Ter y el Freser muestra que esta especie amenazada está presente en ocho puntos de este área

4 min

La población de quebrantahuesos en el Pirineo oriental se estabiliza. El último censo transfronterizo realizado en el Parque Natural de las Cabeceras del Ter y el Freser ha permitido comprobar que la población de esta especie amenazada se encuentra estable en este área. De este modo, se han localizado siete puntos de nidificación en Francia y otro en Cataluña, cifras similares a las del año pasado (seis puntos en Francia y ninguno en Cataluña). La orografía y las características del terreno hacen más fácil la nidificación del quebrantahuesos en el lado francés. La razón es que el animal está sometido a una presión humana menor, ya que la zona es más escarpada y menos accesible, y las parejas muestran más predisposición a hacer el nido.

El recuento, en colaboración con Francia, para el seguimiento de la población de quebrantahuesos en el Pirineo oriental, se llevó a cabo el 17 de febrero de manera simultánea.Para ello, se contó con la participación de unas cincuenta personas, técnicas del parque natural, del Departamento y de los Servicios Territoriales, del Cuerpo de Agentes Rurales, del Consorcio de la Alta Garrotxa y los Espacios de Interés Natural del Ripollès, y voluntarias. La observación se desarrolló en 22 puntos diferentes, once de ellos entre el Ripollès y la Alta Garrotxa, en Cataluña, y once más en el Vallespir y el Conflent, en Francia.

Diez años

El censo transfronterizo se lleva a cabo de forma periódica desde hace ya unos diez años, Se efectúa conjuntamente con la Federación de Reservas Naturales Catalanas, dentro del marco que establece el decreto de creación del Parque Natural de las Cabeceras del Ter y del Freser para crear un gran ámbito de gestión e intereses compartido con el Parque Natural Regional de los Pirineos Catalanes y con las Reservas Naturales Catalanas.

El Parque Natural de las Cabeceras del Ter y el Freser ha habilitado un punto de alimentación, para facilitar que se puedan fijar parejas en la zona. Esta actuación se enmarca dentro de los objetivos del Plan de Recuperación del Quebrantahuesos en Cataluña (Decreto 282/1994, de 29 de septiembre, por el que se aprueba el Plan de Recuperación del Quebrantahuesos en Cataluña), así como en la Estrategia de conservación estatal y el Plan de Acción a nivel europeo.

Casi un centenar en Cataluña

Hacia finales del siglo XIX la especie estaba presente en toda la península Ibérica, pero a lo largo del siglo XX sufrió una fuerte regresión. Hacia los años ochenta su área de distribución se vio reducida en la parte más occidental de la cordillera pirenaica.

En esta década, en Cataluña la población era sólo de unas cinco o seis parejas distribuidas por las comarcas de la Alta Ribagorça, el Pallars Jussà y el Pallars Sobirà. Entonces se inició un proceso de recuperación y se llegó a los 97 adultos en 2018, distribuidos en 48 territorios seguros en las comarcas de la Vall d'Aran, Alta Ribagorça, Pallars Sobirà, Pallars Jussà, la Noguera, Alt Urgell, Cerdanya, Berguedà, Solsonès, Ripollès, la Garrotxa y Osona. Los últimos datos, de 2020, cifran la población de quebrantahuesos en Cataluña se alrededor de 46 parejas.