Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Plantaciones de marihuana en Tarragona / MOSSOS

Dos incendios dejan al descubierto cientos de plantas de marihuana en Tarragona

Las plantaciones se encontraban en dos viviendas que okupadas y con las instalaciones eléctricas manipuladas

3 min

Los agentes de los Mossos d'Esquadra han descubierto dos plantaciones de marihuana dentro de sendas viviendas de Tarragona. En ambos casos, la intervención de la policía catalana ha tenido lugar después de los incendios que se han producido en los domicilios.

Las dos casas estaban okupadas por los presuntos cuidadores de las plantas, que también manipularon las instalaciones eléctricas para fomentar el crecimiento del cannabis

Cuatro detenidos en El Catllar

La primera de estas plantaciones fue localizada en El Catllar. La investigación por presunta actividad delictiva se inició a principios de mayo, pero el martes 2 de junio la vivienda fue afectada por el incendio, lo que aceleró la intervención de los mossos. El fuego se originó, según las primeras observaciones de la policía catalana, por la manipulación de la red eléctrica de la vivienda. 

Los servicios de emergencia atendieron a las cuatro personas que se encontraban en el edificio, tres hombres y una mujer con edades comprendidas entre los 24 años y los 36 años y pertenecientes a un clan familiar. Tras las curas, los agentes procedieron a su detención. En esta entrada se decomisaron alrededor de unas 400 plantas en los primeros estados de germinación. Los arrestados se enfrentan a acusaciones de delitos contra la salud pública, usurpación de inmueble y fraude de fluido eléctrico. 

Fuego y marihuana en un chalet de Torredembarra

Un día más tarde, el 3 de junio, la policía de la Generalitat abordó un caso similar en Torredembarra. La policía local del municipio y los bomberos se trasladaron a una casa de dos pisos donde se había declarado un incendio y, al entrar en ella, se descubrió la plantación ilegal

Se dio aviso a los Mossos, competentes en este tipo de delitos, quienes abrieron una investigación al contabilizar alrededor de 300 plantas y las herramientas necesarias para su cultivo. El Diari de Tarragona publica que la vivienda pertenece a un empresa con sede en Madrid, por lo que la policía indaga para conocer quiénes ocupaban el espacio y se hacían cargo de la plantación.