Menú Buscar
Un familiar de un paciente en un hospital de Cataluña / CG

Salud promete acabar con las esperas de más de 24 horas en urgencias

La consejería de Toni Comín presenta un plan de descongestión de los hospitales catalanes sin presupuesto alguno

12.04.2017 12:20 h.
3 min

La Consejería de Salud ha prometido acabar con las esperas de más de 24 horas en urgencias en 2020. El departamento ha admitido "fragilidades" en el sistema sanitario regional, que ha atribuido al "envejecimiento poblacional" y a las "desigualdades".

El equipo del Toni Comín ha pergeñado una hoja de ruta para arreglar el servicio. En la presentación del Plan Nacional de Urgencias de Cataluña (Planuc) el miércoles, el conseller ha desgranado 30 medidas que solucionarán la saturación permanente de estas unidades. Ninguna de ellas tiene presupuesto.

Uno de los objetivos principales del plan maestro es la reducción de un 10% de pacientes que esperan más de 24 horas en urgencias este año. En cuatro años, ningún enfermo catalán aguardará más de un día en la unidad desde su ingreso, ha prometido Comín.

Teléfono de Salud y Atención Primaria

Además de este compromiso, Salud ha citado un abanico de actuaciones para descongestionar los hospitales. Una de las principales es el refuerzo del teléfono 061, llamado CatSalut Respon, para dirigir a los pacientes al equipamiento adecuado.

Otra de las iniciativas del departamento es apuntalar los centros de atención primaria, una demanda largamente reclamada por el sector.

En este capítulo, Salud avanza que actualizará la cartera de servicios de los ambulatorios para que tengan capacidad de curar más dolencias. Además, los esponjará para mejorar la atención telefónica y los preparará para atender las visitas inesperadas.

Salud también lanzará una app que geolocalizará el hospital o ambulatorio más cercanos, informará de los tiempos de espera y dará consejos a los pacientes.

Sin dinero

El plan, ha advertido Comín, "no arreglará las urgencias en seis meses". Según el titular de Salud, la hoja de ruta no puede tener resultados "inmediatos", ya que los problemas de las urgencias son estructurales.

"Esto es una reforma de fondo. Deberá tener una dotación de recursos, claro, pero sin un plan de actuación a largo plazo verter dinero no serviría de nada", ha aclarado el republicano.

De hecho, la nueva herramienta de Salud para arreglar las urgencias hospitalarias de Cataluña es más, según Comín, "una plataforma para evaluar" y no para intervenir de forma urgente. Quizá por ello, el plan no lleva aparejada financiación alguna.