Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El comisario jefe de los Mossos d'Esquadra en el Camp de Tarragona, Josep Maria Estela / MOSSOS D'ESQUADRA

El pistolero de Tarragona se había peleado con los compañeros contra los que abrió fuego

Los Mossos d’Esquadra creen que el presunto autor de los hechos pudo haber premeditado el ataque armado tras una disputa en el trabajo

4 min

El tiroteo registrado durante la mañana del martes en un establecimiento de la empresa Securitas ubicado en la plaza Prim de Tarragona podría haber estado motivado por una pelea entre compañeros de trabajo. Así lo han planteado los Mossos d’Esquadra durante una rueda de prensa celebrada este martes, en la que han asegurado que no descartan que el ataque fuera “premeditado”.

El comisario jefe de la Región Policial del Camp de Tarragona, Josep Maria Estela, ha explicado que, según el relato de los testigos, el presunto autor de los hechos, extrabajador de la compañía en la que se ha registrado el ataque, había tenido discrepancias con varios de sus excompañeros. En concreto, había mantenido una pelea contra las tres personas contra las que hoy abrió fuego.

“Felices fiestas, cabrones”

Fuentes no oficiales han confirmado a Crónica Global que antes de entrar en el local y disparar contra sus excompañeros, el pistolero envió un correo electrónico a la gerencia en el que se podía leer “felices fiestas, cabrones”. Además, en el mensaje tildaba al grupo de seguridad privada de “fascista” y “racista” y profería amenazas contra la cúpula directiva.

Antes de que la empresa pudiera denunciar las amenazas, el pistolero ha entrado por la puerta de su antiguo puesto de trabajo y ha abierto fuego contra los empleados. Dos de ellos permanecen heridos de gravedad mientras que el tercero se encuentra herido crítico en el hospital Joan XXIII de Tarragona.

“Una persona muy peligrosa”

El comisario jefe ha explicado que después del asalto el presunto autor, al que se ha referido como “una persona muy peligrosa”, se dio a la fuga en su vehículo. Los Mossos desplegaron un “dispositivo jaula” para cercarlo y detenerlo. En el marco de este dispositivo especial de seguridad, el pistolero se encontró con un control de carretera y disparó contra uno de los agentes de la policía autonómica. El agente se encuentra estable aunque presenta un impacto de bala con orificio de entrada y salida. 

Tras una larga persecución, finalmente los agentes consiguieron rodearlo en el municipio Riudoms (Tarragona). Al verse acorralado, el pistolero se atrincheró en el interior de una masía abandonada. Después de dos horas de infructuosas negociaciones para que se entregara, el sujeto disparó contra los agentes, que optaron por neutralizarlo.

Elena agradece la labor de los Mossos

El conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, ha trasladado su agradecimiento a los Mossos d’Esquadra, y en especial al agente herido, por la arriesgada actuación que ha puesto fin a cinco largas horas de tensión. “Quiero agradecerle su entrega al servicio de la comunidad, así como el del resto de mossos, el de todos los agentes de la región y al GEI, que ha intervenido en estos hechos. Gracias a su valor, dedicación y a poner en riesgo su vida han logrado resolver y neutralizar a la personas que ha protagonizado estos hechos tan violentos”, ha destacado Elena.

Asimismo el conseller ha mostrado su apoyo a los cuatro heridos y ha asegurado que el mosso que recibió un tiro durante el acto de servicio evoluciona “muy positivamente”. En el operativo, en el que ha participado el Grupo Especial de Intervención (GEI) de los Mossos d’Esquadra no se han registrado más heridos, ha confirmado el conseller.