Menú Buscar
Pere Puig, el 'pistolero de Olot' / ARCHIVO

El 'pistolero de Olot', condenado a 60 años, muere en la cárcel

El juez lo declaró culpable de cuatro asesinatos con un rifle en diciembre de 2010, pero ha fallecido en el pabellón penitenciario del Hospital de Terrassa

2 min

Pere Puig, el pistolero de Olot, ha fallecido en el pabellón penitenciario del Hospital de Terrassa (Barcelona). Sobre él pesaba una condena de 60 años por cuatro asesinatos con rifle en el municipio gerundense.

En concreto, en 2011, la Audiencia de Girona condenó al pistolero de Olot a 60 años de prisión (15 años por cada asesinato) por los crímenes cometidos en un bar y en una oficina bancaria de la localidad.

Confesó los hechos

La sentencia indicaba que las penas impuestas tenían "un límite máximo de cumplimiento efectivo de 25 años" y también le condenó a pagar más de 640.000 euros en indemnizaciones por la responsabilidad civil derivada de los cuatro delitos.

La condena de la Audiencia de Girona llegó después de que el jurado popular le considerara culpable de los crímenes que él mismo reconoció ante el juez y la policía, y que quedaron probados porque muchos testigos lo vieron y algunas cámaras lo grabaron.

Argumentos inconsistentes

El jurado popular determinó en su veredicto que disparó al pecho y a la cabeza de las víctimas para acabar con sus vidas, ya que así lo explicó el mismo Puig y porque era consciente de que la potencia del arma utilizada --un rifle de caza mayor-- podía causar la muerte en caso de dispararse a corta distancia de una persona.

Las víctimas eran su jefe (trabajaba en una empresa constructora) y el hijo de éste porque "le debían dinero", y dos empleados de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) porque se sentía estafado por la entidad. No tenía problemas monetarios.