Menú Buscar
La piloto Lindy Kars en uno de sus viajes al mando de un avión

La piloto de 24 años que vuela alto en Instagram

Lindy Kats se formó como aviadora en Madrid y, pese a su experiencia, aún hay pasajeros que le preguntan "si va a conducir ella sola el avión"

5 min

Cuando Lindy Kats se sube a un avión para pilotarlo aún hay algunos pasajeros que le preguntan si va a “conducirlo ella sola”, sorprendidos por su juventud y por el hecho de que sea mujer. Y es que esta piloto holandesa, con sus solo 24 años, viaja a más de 70 destinos en Italia y Grecia y, además, se ha convertido en influencer en Instagram por las imágenes que comparte.

“Empecé en Instagram para estar en contacto con mi familia y amigos en Holanda”, relata a instancias de este medio. “Nunca decidí convertirme en influencer”. Sin pretenderlo ha logrado llamar el interés de las redes de la misma manera que no pasa desapercibida cuando toma el control de esos aviones que pueden llegar a pesar 397.000 kilos cuando están llenos de pasajeros, maletas y combustible.

"Piloto tan bien como los hombres"

Su trabajo no es como la mayoría de empleos, sino que implica una responsabilidad mayor. Kats, no obstante, muestra siempre la cara más optimista. Sin presiones de ningún tipo: “Mi primer viaje fue de Venecia a Catania y estaba muy orgullosa de estar en la cabina de mando con tantos pasajeros detrás de mí”.

 

Happy Valentine's everybody! 

Una publicación compartida de Lindy (@pilot_lindy) el

De igual forma opina cuando se le pregunta por los “retos” de una profesión dominada por hombres: “El sexo no importa. Nunca he tenido problemas por ser mujer. Y cuando, ocasionalmente, han sucedido estos episodios con pasajeros les he demostrado que piloto tan bien como mis compañeros masculinos”, asevera. En su compañía, añade, hay otras 14 mujeres piloto.

Una vocación

“Siempre quise volar pero no pensaba que fuera posible”, confiesa sobre esta vocación que la ha perseguido desde niña. Pero no tiró la toalla. Con 15 años buscó información y se puso en contacto con algunos estudiantes pilotos y vio que “no era tan difícil”. Kats se formó en la escuela European Flyers de Madrid, una de las más prestigiosas del continente que ha dado fama a los pilotos de Iberia como unos de los mejores profesionales del ámbito internacional.

En la actualidad, esta aviadora holandesa vive en Palermo (Italia) con su novio, italiano. Lleva tres años trabajando en la misma aerolínea, y se siente realizada. Cada dos meses viaja a Holanda para ver a su familia y en su tiempo libre, en lugar de explorar los cielos, surca “el mar azul” de Sicilia, así como sus “increíbles cuevas, sus montañas y su increíble naturaleza”.

Una 'influencer' que vuela alto

Actualmente tiene más de 109.000 seguidores en su cuenta de Instagram. Dice sentirse feliz de que tanta gente esté interesada en sus fotos. “Me gusta que puedan ver mi vida como piloto, pero no hago fotos mientras estoy de servicio”, aclara.

 

Bella lei! #crewlife #cockpit #training #selfie #crew #flightattendant #aviation #womenincockpit #internationalwomensday

Una publicación compartida de Lindy (@pilot_lindy) el

En la mayoría de sus imágenes se la puede ver en el aire libre, o desde el avión “como pasajera” porque le “encantan las vistas desde el cielo”.

Y, ¿los que tienen miedo a volar?

Kats es consciente de que muchos de los miles y miles de pasajeros que ha transportado alrededor de Italia y Grecia tienen miedo a volar. Ya sea por "motivos claustrofóbicos" o por temor a que "algo vaya mal durante el vuelo". Esta aviadora trata de tranquilizarlos: “Los aviones se comprueban diariamente por personal especializado. Si ven que algo va mal el avión no vuela”.

Además, cada seis meses llevan a cabo un entrenamiento en simuladores en los que se les prueba ante las eventuales situaciones de riesgo en las que se pueden encontrar. “Hemos aprendido cómo lidiar con esas situaciones”, concluye.