Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pilar de Borbón, hermana del Rey Juan Carlos y tía de Felipe VI.

Pilar de Borbón reconoce la sociedad en Panamá pero asegura que cumplió con Hacienda

La hermana del Rey Juan Carlos se defiende tras la aparición de su nombre en los 'Papeles de Panamá' y asegura que la disolución de la empresa no tuvo ninguna relación con la proclamación de Felipe VI

Redacción
3 min

La infanta Pilar de Borbón, hermana del Rey Juan Carlos y tía de Felipe VI, ha admitido haber sido titular junto con su marido de una sociedad en Panamá entre 1974 y 2014, aunque también ha asegurado afirma que la firma nunca ha tenido ingresos "fuera del control de las autoridades fiscales" ni ha incumplido "ninguna obligación que exigiera la legislación tributaria española".

Así lo ha indicado en un comunicado hecho público este miércoles, después de que su nombre apareciese en los denominados 'Papeles de Panamá', la filtración de documentos de personas vinculadas a empresas opacas radicadas en el país centroamericano y gestionadas por el bufete Mossack Fonseca.

Sin relación con la proclamación de Felipe VI

Pilar de Borbón señala que la empresa se disolvió al no contar con recursos suficientes "ni expectativas" que justificaran su mantenimiento.

Y desvincula dicha disolución de la proclamación de Felipe VI como Rey --una afirmación que tilda de "sencillamente errónea"-- pese a que entre ambos actos solo pasaron cinco días.

Ninguna "voluntad de ocultación"

La infanta explica que su marido, Luis Gómez-Acebo, decidió tener de una sociedad radicada en Panamá "para desarrollar su actividad profesional fuera de España" y a cuya titularidad se sumó ella.

Pero insiste en que nunca se incumplió ninguna norma fiscal ni hubo "voluntad de ocultación alguna", como a su juicio lo demuestra el hecho de que no se situara a terceras personas al frente de la misma.

ETA como justificación

La empresa había sido creada en 1969 y era propiedad de Aleko Papamarkou, "conocido empresario y amigo personal de mi marido", relata la infanta en el escrito. Afirma que en agosto de 1974, su marido se planteó iniciar "actividades profesionales" lejos de España a raíz de que ETA intentara su secuestro y el de Don Juan, padre de Pilar de Borbón.

Para ello, Papamarkou "cedió" a Luis Gómez-Acebo la titularidad de esa sociedad, a la que se sumó la infanta por "razones de seguridad personal y ante la gravedad de posibles eventualidades, en aquel momento y, por desgracia, nada descartables".

Sin actividad desde 1984

Pilar de Borbón continúa su relato asegurando que su marido desarrolló en los diez años siguientes "distintos proyectos profesionales", aunque "la grave recesión" de la economía en esos años "afecto de manera negativa tanto a las expectativas de éxito como a los resultados obtenidos".

Luis Gómez-Acebo mantuvo esa actividad hasta que se le detectó un cáncer en 1984, una enfermedad que fue avanzando y le produjo "sucesivas recaídas que acabarían con su vida en 1991". La lucha contra la enfermedad fue en esos años la "prioridad", añade la infanta, y la citada sociedad en Panamá "no desarrolló" proyectos.