Menú Buscar
Manteros con productos de venta ambulante ilegal en Barcelona en una imagen de archivo / EFE

Piden año y medio de cárcel para un guardia urbano por placar a un mantero

El vendedor ambulante se rompió el tobillo durante un dispositivo de la policía contra el ‘top manta’ en Barcelona

10.01.2019 15:07 h.
3 min

Fiscalía pide un año y medio de cárcel e inhabilitación de empleo para el guardia urbano que “placó” a un mantero durante un dispositivo de la policía contra la venta ambulante ilegal en las Ramblas de Barcelona.

Los hechos ocurrieron la noche del 21 de julio de 2016, cuando el acusado actuó durante una operación para evitar la venta de objetos falsificados en el centro de la capital catalana.

Delito de lesiones

Además, el ministerio público acusa al agente de un delito de lesiones, por el que exige una indemnización de 7.200 euros en la que el Ayuntamiento de Barcelona es el responsable civil subsidiario.

Por su parte, el acusado ha explicado en el juicio que la zona estaba muy transitada por turistas, que la circulación era "peligrosa" y que estaba persiguiendo a la víctima porque ésta estaba corriendo "a gran velocidad", con una manta repleta de ropa interior falsificada. Al gritarle para que se detuviera, ha detallado, el mantero giró la cabeza hacia atrás, y al volver a poner la vista al frente chocó contra el policía, según su relato.

"Un choque"

Compañeros del guardia urbano han corroborado la versión del agente y aseguran que el incidente fue un "choque" y no una agresión. Mientras que un comerciante de las Ramblas que fue testigo de los hechos ha explicado que el policía si "placó" al mantero" mientras este camiaba a paso normal.

"Me pareció impactante el placaje", ha declarado el testigo, que ha remarcado que los agentes se abalanzaron contra el mantero sin intercambiar palabra alguna.

Fractura en el tobillo

El vendedor ambulante tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por una fractura en el tobillo, que le obligó a estar 10 días hospitalizado. Además, según el médico forense relató en el juicio, este tipo de lesiones no se producen por frenar en seco una carrera ni por una simple patada, a no ser que ésta se propine con una fuerza "considerable".

El mantero no se ha presentado hoy en la sección segunda de la Audiencia de Barcelona para declarar, razón por la que el juicio hasta el día 28 de enero, para que las partes puedan practicar el interrogatorio a la víctima.