Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Campo del Club de Béisbol y Sóftbol de Sant Boi (Barcelona), en la que entrenaba el presunto autor de los abusos sexuales a tres alumnas / CBS SANT BOI

Piden 15 años de cárcel para un exentrenador de béisbol de Sant Boi por abusar de tres alumnas

El acusado niega haber realizado actos físicos intencionados sobre las menores, pero admite haber enviado mensajes en los que les sugería tocamientos y prácticas sexuales

4 min

La Fiscalía ha solicitado 15 años de prisión para un exentrenador del Club de Béisbol y Sóftbol de Sant Boi (Barcelona), al que se le acusa de haber abusado sexualmente de tres alumnas a las que impartió clase en 2018, todas menores de edad en ese momento. Además, ha reclamado que la entidad deportiva las indemnice con 1.000 euros como responsable civil subsidiaria.

El hombre, con iniciales J.E.G.L., ha sido juzgado este lunes por la Audiencia de Barcelona por tres delitos de abusos sexuales, donde ha negado haber realizado cualquier acto físico intencionado sobre las niñas. No obstante, ha admitido haberles enviado mensajes a través de WhatsApp en los que les sugería tocamientos y prácticas sexuales, como "¿Te ha gustado cómo te he tocado el culo y más?" o "Te voy a comer esos morros".

Las engañó para que fueran a su casa

Los hechos tuvieron lugar, principalmente, en julio de 2018, cuando el acusado engañó a las víctimas para que fueran a su casa o quedaran con él a solas. "Me escribió para saber si mi hija podía ir a su casa a cuidar a su hijo pequeño y que luego la llevaría al entreno, yo le dije que estaba con una amiga y él me dijo que no había problema, que vinieran las dos, que podían ir a su piscina", ha declarado una de las progenitoras, pues se aprovechaba de la confianza que las madres de las niñas depositaban en él.

Una vez en la piscina, una de las menores, que en aquel momento tenía 13 años, ha explicado que el acusado le tocó los genitales sin permiso por debajo del agua en dos ocasiones y que, horas más tarde, le preguntó por mensaje si le había gustado.

Besos y tocamientos sin permiso

Otra de las víctimas, de 15 años en aquel entonces, ha relatado cómo su entrenador la engañó para quedar antes del entreno e ir en su coche a comprar comida rápida. Tras ello, fueron a comer a un polígono industrial, donde el acusado la besó con lengua e intentó tocarle los muslos, aunque ella se negó.

A parte de estos hechos concretos, otra menor ha denunciado al acusado por haberle dado palmaditas en los glúteos de forma habitual durante los entrenamientos. Es más, ha explicado que a veces la agarraba cuando pasaban por el túnel de bateo, donde nadie podía verles.

Pidió que no lo denunciaran

Las madres de las víctimas informaron de los hechos al club deportivo al enterarse de lo ocurrido, que les pidió que presentaran una denuncia formal y apartó al acusado como entrenador. Una de las madres habló con el acusado tras los hechos y este se mostró arrepentido, le pidió que no le denunciara e incluso escribió a las víctimas para que borraran las conversaciones y así eliminar pruebas.

La Fiscalía ha solicitado también que se prohíba al acusado acercarse a menos de un quilómetro de las víctimas durante un período de tiempo dos años superior a las penas de prisión impuestas, es decir, durante 17 años.