Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dosis de la vacuna de Pfizer / EP

Pfizer inicia un ensayo clínico de la vacuna contra la ómicron

La farmacéutica prepara una dosis de refuerzo de la inyección original contra el Covid-19 que proteja contra las formas graves de la nueva variante

3 min

Pfizer-BioNTech ha comenzado a reclutar a personas para un ensayo clínico de la vacuna contra la ómicron. La farmacéutica quiere probar su eficacia contra la nueva variante en estados graves, en adultos de 55 años o menos.

La compañía estaría lista a para solicitar autorizaciones para la nueva vacuna a partir de marzo, según ha apuntado el jefe del laboratorio de Pfizer en Estados Unidos, Albert Bourla. No obstante, ha asegurado que los datos actuales indican que las dosis de refuerzo del fármaco actual protegen contra formas graves de ómicron.

Protección de mayor duración

La protección frente a formas leves o moderadas de Covid-19 parece desaparecer más rápidamente en la nueva variante. Según ha explicado el director general de BioNTech, Ugur Sahin, a AFP y Le Figaro, el estudio realizado por la compañía pretende “desarrollar vacunas dirigidas contra las variantes que logran llegar a niveles de protección contra la ómicron similares a los de las variantes que aparecieron antes, pero con una protección de mayor duración”.

El ensayo clínico para la nueva variante, según señalan desde Pfizer-BioNTech, involucrará a 1.420 personas de entre 18 y 55 años. Los mayores de 55 no están incluidos porque el objetivo es medir la respuesta inmunológica de los participantes y no estimar la eficacia de la vacuna, según ha asegurado la compañía a AFP.

Segundo grupo

El segundo grupo, tras el principal para probar la eficacia de la nueva inyección, estará formado por personas que recibieron su tercera dosis o de refuerzo. Durante este periodo, además, se les administrará la vacuna diseñada contra ómicron. También se incluye a personas que no han recibido ninguno de los fármacos contra el Covid-19 y que se les realizará tres pinchazos del nuevo fármaco de Pfizer-BioNTech.

El diseño de la vacuna, basado en tecnología de ARN mensajero, permite que sea bastante fácil de modificar y actualizar. Esto permite seguir la evolución de las mutaciones de las nuevas variantes de coronavirus.