Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de unas persianas regulando la entrada de luz

Las persianas alicantinas: tipos y ventajas para el hogar

Un complemento perfecto para la decoración que, además, controla la iluminación y temperatura de la estancia

6 min

Decorativas, funcionales y fáciles de instalar. Así son las persianas alicantinas, un artículo para el hogar muy típico en la zona mediterránea pero que, gracias a sus características y nuevos diseños, puede verse ya en cualquier parte. No en vano, está de moda y cada vez son más las firmas de decoración que crean sus propios modelos. 

La fábrica persianasalicantinas.com está especializada en la venta online de persianas alicantinas a medida. Cuenta con persianas de madera y PVC así como todo tipo de accesorios. Un producto de la máxima calidad y que no solo brinda muchas soluciones de decoración e iluminación para el hogar, sino que también se ha vuelto un componente muy estético.

La mayoría de las personas que compran este artículo lo hacen por dar un toque decorativo al hogar. Sin embargo, hay que recordar que regulan el paso de la luz, facilitan áreas transpirables y preservan de las vistas de fuera sin que por ello se anulen las que van hacia el exterior. 

Tipos de persianas alicantinas

Este tipo de elemento tiene su origen en Alicante. Las primeras de este tipo, a principios del siglo XX, constaban de unas cortinas hechas con pequeños trozos de sarmientos de vid que protegían las casas del sol y de la entrada de insectos especialmente en verano.

Evidentemente, con el paso de los años han evolucionado hasta encontrarnos con las de hoy. Hay dos tipos fundamentales: las de madera y las de PVC. 

De madera

Consideradas las más tradicionales, los diseños actuales presentan persianas de madera con distintos acabados y colores. Una de sus principales ventajas es que podemos cambiarle el color cuando nos apetezca. Son muy estéticas y decorativas, y suelen colocarse en ventanas, puertas, vallas y pérgolas, principalmente. 

Tal vez su único inconveniente es que la madera necesita de un mantenimiento adecuado para que no pierda su esencia y su estética. El paso del tiempo y las condiciones climáticas pueden estropearla si no se le realizan los cuidados necesarios. Sin embargo, la calidad de los materiales actuales hace que este tipo de persianas puedan durar mucho tiempo, luciendo como el primer día. 

De PVC

Las persianas alicantinas de PVC son más ligeras que las de madera, ya que sus lamas están huecas. Se suelen colocar en aquellos lugares en donde no hay riesgo de golpes o roturas, aunque garantizan una gran durabilidad al paso del tiempo. No en vano, el PVC se conserva mucho mejor que la madera y apenas requiere de mantenimiento. Tan solo habrá que limpiarlas un poco con un paño cada cierto tiempo. 

Quizás no tienen el componente estético de las persianas de madera, pero sí resultan muy prácticas y funcionales. En los últimos años, los diseños en PVC han evolucionado bastante. Así podemos encontrar modelos con lamas de colores o con imitación de diferentes materiales, como la madera o el marfil. 

Las ventajas de instalar persianas alicantinas

Tanto si son de madera como si las compramos de PVC, hay una serie de ventajas a tener en cuenta al comprar una persiana alicantina para el hogar. Por un lado, actúan como un excelente aislante frente a la luz y el calor. Es por eso por lo que resultan muy tradicionales en zonas mediterráneas, lugares en los que, por lo general, las temperaturas son altas en verano y hay muchas horas de luz al día. Al no dejar pasar tanto la luz del sol, la temperatura en el interior de la vivienda es más suave. 

Además, evitan la entrada de insectos y dan muy buena sombra en puertas y ventanas. Las persianas alicantinas pueden verse mucho en el exterior, ya que son capaces de resistir los agentes climatológicos. De esta forma, se aporta a la vivienda un aspecto diferente y mucho más estético de cara al exterior en balcones, ventanas y terrazas. 

De fácil instalación y económicas

Asimismo, son muy fáciles de instalar tanto en el techo como en la pared y las puede manejar cualquier persona sin problemas (las de madera pesan un poco más que las de PVC, pero son fácilmente manejables). 

Al ser un producto que está de moda, resulta muy económico. Además, puede comprarse a medida para que no tengamos ningún problema a la hora de colocar la persiana en una ventana, una puerta, una valla o una pérgola. 

Conclusión

En definitiva, las persianas alicantinas son un producto tradicional que con el paso de los años se ha afianzado cada vez más. A su componente práctico original hay que unirle ahora el elemento estético que le han conferido los nuevos diseños. Persianas muy atractivas y que brindan un toque decorativo que se adapta a todo tipo de estilos. 
Es por eso que se puede instalar una persiana alicantina en cualquier vivienda, independientemente de la decoración que se tenga. En muy poco tiempo, comprobaremos que la inversión por este producto ha sido más que rentable. 

--

Contenido patrocinado