Menú Buscar
Miquel Bonet, periodista de Tarragona Digital / CG

Un periodista catalán: "La mujer de Iveco que se suicidó era una pusilánime"

Miquel Bonet, que atribuyó el éxito de Rosalía a "sus tetas", critica a la empleada que se ha quitado la vida por un vídeo sexual viral por "dejar a dos hijos huérfanos"

4 min

El periodista catalán Miquel Bonet Pinyol vuelve a sublevar a las redes sociales. El reportero de Tarragona Digital, que ya se metió con "las tetas (sic) de Rosalía", ha tildado de "poca cosa [por pusilánime, en catalán]" la empleada de Iveco que se ha suicidado tras circular un vídeo de contenido sexual en el que aparecía ella.

El reportero ha aseverado que "hay que ser muy hijo de puta para circular el vídeo sexual de una trabajadora de una fábrica de camiones. Pero hay que ser aún más mindundi para dejar voluntariamente dos hijos huérfanos por esto". El comentario de Bonet en su cuenta oficial de Twitter ha generado una cascada de críticas. "Eres repugnante", le ha espetado el usuario @tanguesvoladors. "Miserable", le ha respondido el internauta @_Senda. "Pero, ¿qué dices?", se ha preguntado @ojefiro. Todos ellos comentarios de respuesta a un post en la red de microblogging colgado a las 15:29 horas de hoy miércoles, 29 de mayo.

"El éxito de Rosalía son sus tetas"

El polémico comentario de Bonet no es el primero de carácter machista que vierte el periodista en las redes sociales. En noviembre de 2018, el reportero de Tarragona Digital, a la sazón editor y jefe de opinión del medio, ya encendió Twitter al asegurar que "su teoría es que el éxito de Rosalía son las tetas".

Bonet Pinyol hizo caso omiso del torrente de críticas por "machista" que encajó. Lo que es más, en su artículo, el también escritor aseguró que "las feministas nos hemos apoderado del cuerpo y lo utilizamos como nos sale del chocho, incluso como clave de nuestro éxito". Según él, "no había visto las tetas de Rosalía, pero le gustaría verlas".

Suicido e investigación de Fiscalía

En esta ocasión, el comentario sexista del periodista le podría pasar más factura que su primer exabrupto contra la estrella del flamenco y trap de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona). La Fiscalía ha abierto diligencias de investigación para esclarecer el suicido de Verónica, de 32 años, quien se quitó la vida el sábado pasado después de que un vídeo de contenido sexual en el que ella aparecía se difundiera de forma viral en la planta de CNH Industrial, una fábrica propiedad de Iveco situada en San Blas-Canillejas (Madrid).

Además de la fiscal de la Sala de Criminalidad Informática, han iniciado pesquisas la Policía Nacional y la Agencia Española de Protección de Datos. Buscan los diferentes entes y agencias quién difundió el vídeo de la malograda Verónica. El culpable o culpables se enfrenta a un posible tipo penal de revelación de secretos, castigado con una pena de tres meses a un año de cárcel.