Menú Buscar
Ventana para escribir usuarios y contraseñas / PIXABAY

¿Cuáles son las peores contraseñas utilizadas en 2018?

Estas son las claves más repetidas y menos seguras que encabezan el ránking de este año

19.12.2018 20:52 h.
3 min

Al llegar el final del año es común recopilar cuáles han sido las contraseñas más utilizadas y también las menos seguras entre los usuarios. Muchas de ellas consiguen entrar en esta lista año tras año, a pesar de estar catalogadas como “poco fiables". En este 2018 no podía ser de otra forma y la recopilación de las peores claves ya ha sido publicada por SplashData. Consta de una selección de cien propuestas, entre las que caben destacar, por su recurrencia, algunas como “123456”, “password”, “666666”, etc.

Para llevar a cabo este estudio, SplashData ha analizado más de cinco millones de contraseñas que se filtraron en línea en el último año. Después de conocer los datos, la conclusión a la que han llegado desde la empresa es que los usuarios tienden a repetir las mismas contraseñas que ya se catalogaron el año pasado y en otras ediciones anteriores, convirtiéndolas en factores de riesgo contra la seguridad digital.

"Donald"

A pesar de contar con casos recurrentes en el tiempo, especialmente las modificaciones de la clave numérica “123456”, durante el 2018 los usuarios han empleado nuevas contraseñas adaptadas a los cambios de su entorno cercano. Sólo así es posible entender que una de las nuevas contraseñas más utilizadas en las redes sociales sea la de “donald”, en referencia al presidente de los Estados Unidos Donald Trump. Además de esta anécdota, otra contraseña que se suma a esta edición es el caso de “charley”, y del mismo modo gustan también entre los internautas otras contraseñas como son las de “sunshine” y “princess”.

Sobre el problema de la seguridad en internet ha informado Morgan Slain, CEO de SplashData: “Nuestra esperanza al publicar esta lista cada año es convencer a las personas a tomar medidas para protegerse en la red. Nos preocupa saber que con todos los riesgos y con tantos hacks conocidos en todo el mundo, las personas continúan poniéndose en peligro año tras año”.