Menú Buscar
Final del Festival de Eurovisión / EFE

Las peores actuaciones de la historia del festival de Eurovisión

El escenario de Eurovisión no solo es apto para el talento más desbordante, también para las actuaciones más desastrosas

4 min

¿Estás preparado para la cita musical más importante del año? El Festival de la Canción de Eurovisión ya calienta motores para ofrecer a toda Europa una demostración de talento, pasión y mucho ritmo. Amaia y Alfred han sido los elegidos para representar a España este 2018. La pareja​ interpretará sobre el escenario del Altice Arena, en Lisboa, ‘Tu canción’, un tema que ha hecho las delicias de los eurofans gracias a la conexión, profesional y sentimental, que une a ambos cantantes y que queda patente durante la actuación.

Amaia y Alfred durante uno de los ensayos del festival / EFE

Amaia y Alfred durante uno de los ensayos del festival / EFE

Una disposición que ha brillado por su ausencia en más de una ocasión. Y es que Eurovisión no solo es famoso por los artistas que, ilusionados, optan a convertirse en el próximo ganador del festival. Son muchos los espectadores que acuden a la cita para ver la excentricidad y los tropiezos de algunos de los participantes. No todo puede ser siempre un camino de rosas.

Actuaciones para el recuerdo

Para iniciar este repaso por las actuaciones más desastrosas de la historia de Eurovisión no nos vamos a remontar a los inicios del festival, sino al año pasado. ¿Quién no recuerda el gallo que tiró por tierra todas las posibilidades del joven español Manel Navarro? Su Do It For Your Lover pasará a la posteridad por esos escasos dos segundos, que lograron situarnos a la cola de la clasificación con solo cinco puntos otorgados por el televoto portugués.

Aunque para auténtico desastre el protagonizado por Víctor Balaguer en el certamen celebrado en Luxemburgo en 1962. El cantante, muy popular en nuestro país en las décadas de 1950 y 1960, terminó su andadura en el festival sin ningún punto. ¡Ninguno! Una desdicha que compartió con otros tres participantes y que le llevó directamente a la decimotercera posición. Algo es algo… Años más tarde, otros dos de nuestros representantes igualaron tal hazaña: Conchita Bautista y Remedios Amaya.

Más allá de nuestras fronteras

Los artistas internacionales también nos han dejado momentos para el recuerdo. Y sino que se lo pregunten al irlandés Dustin the Turkey. ¿Quién pensó que era una buena idea llevar como representante a una marioneta con forma de pavo? Está claro que la decisión no fue la adecuada, pues la propuesta no consiguió pasar de la semifinal. Un desenlace parecido al de la República Checa, que desistió en su intento de ganar el festival en 2009. Ese año su representante fue un superhéroe con bigote y sin gracia que no recibió ni un solo punto.

Y cerramos este repaso con la que muchos consideran la peor eurocanción sobre la faz de la tierra. Un título que recae sobre el grupo israelí Sameach y su canción Ping Pong. La ropa, la interpretación, la música… Todo cae por su propio peso y, además, cargado de polémica. Pues, para rematar, los participantes sacaron al escenario una bandera de Siria.