Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de la Policía Nacional durante la operación contra la pedofilia

Detenido por pedofilia un menor de edad en Barcelona

La Policía Nacional arresta a 12 individuos por compartir y consumir material de abuso sexual infantil

3 min

Golpe contra la pornografía infantil. Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una página web que se dedicaba a la venta de fotografías y vídeos de abuso sexual infantil y han arrestado a 12 pedófilos. Entre ellos, a un menor de edad de Barcelona que había compartido medio centenar de grabaciones de niñas de corta edad.

La investigación arrancó gracias a una denuncia anónima que puso a los agentes tras la pisa del portal online que distribuía dicho material pedófilo. Efectivos de la Unidad Central de Ciberdelincuencia localizaron a su administrador en Portugal. Tras su detención, en colaboración con Europol, lograron identificar a los implicados que intercambiaban material de carácter sexual con menores a través mensajería instantánea.

Beneficios por el material

Tras analizar la web, descubrieron que el administrador obtenía "cuantiosos beneficios" por dicha actividad. Así, ofrecía dos alternativas a sus clientes: o bien efectuar un pago directo a través de monedas virtuales o a través de plataformas de gestión económica online, lo que permitía a los visitantes evitar la publicidad. La página fue finalmente desmantelada.

Aun así, el rastreo de la información recabada permitió a los policías identificar al resto de pedófilos en España que, habiendo entablado contacto a través del portal, utilizaban aplicaciones de mensajería móvil para intercambiar material sexual de menores. Algunos de ellos exhibían "actitudes jocosas" ante los abusos sobre niños y hacían un "consumo compulsivo" del material ilegal, señalan desde el cuerpo.

"Graves" abusos sexuales

Entre los arrestados, uno de los más activos era un individuo de Málaga, que había compartido 38 vídeos de niños de muy corta edad sometidos a graves abusos sexuales. También cuatro menores de edad, uno de ellos en la capital catalana.  Otros siete rondan la veintena, y utilizaban sus teléfonos móviles para consumir y enviar dicho material. El resto de detenciones se efectuaron en Girona, Sabadell, Cáceres, Albacete, Cádiz, Castellón, Madrid, Málaga, Murcia, Valencia y Portugal.

Los agentes han acreditado que los investigados compartían consejos para eludir su responsabilidad penal, evitando ser detectados e intercambiando información sobre canales que garanticen al máximo su privacidad y seguridad. Además, detalla la policía, utilizaban tanto nomenclatura como contenido, códigos y jerga para evitar llamar la atención sobre el material que realmente albergaba.

Destacadas en Vida