Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una sesión de fisioterapia a una persona mayor  / EUROPA PRESS

La patronal del sector de la atención a las personas mayores lleva el convenio GERCAT ante el TSJC

La entrada en vigor del polémico acuerdo salarial ha generado duras críticas en el sector

3 min

La Federación Empresarial de Dependencia (FED), una de las patronales del sector de la atención a las personas mayores en Cataluña, ha recurrido el polémico Conveni Col·lectiu Autonòmic de Catalunya del Sector de l'Atenció a la Gent Gran (GERCAT) --acordado entre sindicatos y la Generalitat-- ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). 

Con esta maniobra, la FED se une a la otra patronal del sector estatal AESTE, que ya presentó un recurso contra el primer convenio autonómico del sector. Esto se debe a que, según las patronales, se ha incumplido el VII Convenio marco estatal de servicios de atención a las personas dependientes y desarrollo de la promoción de la autonomía personal. 

Un recurso ante el Supremo

Por otra parte, está pendiente otro recurso ante el Tribunal Supremo de la Associació de Centres d'Atenció a la Dependència de Catalunya (ACAD). La ACAD impugnó la constitución de la mesa negociadora del primer convenio catalán al considerar que no se reconoció la representatividad real de sus entidades asociadas. Esta reclamación fue desestimada por el TSJC, por lo que la ha recurrido ante el Supremo.

Los geriátricos denuncian la falta de inversión presupuestaria por parte de la Generalitat  / EUROPA PRESS
Los geriátricos denuncian la falta de inversión presupuestaria por parte de la Generalitat / EUROPA PRESS

A este último caso, el recurso ante el Supremo, se han sumado varias patronales catalanas: la Confederació, sin ánimo de lucro, y UPIMIR (pequeñas y medianas residencias), que tampoco firmaron el convenio catalán.

Brecha salarial en el sector

Los que sí lo firmaron fueron las patronales ACRA --que lo impulsó y lideró desde un principio-- la Unió Catalana d’Hospitals y el Consorcio de Salud y Social de Cataluña, que ya lo aplican en sus centros, con lo que sus trabajadores, mayoritariamente mujeres, reciben el incremento salarial que se contempla en el convenio para este año, un 3%.

Sin embargo, la entrada en vigor de este convenio ha generado duras críticas en el sector, ya que solo pueden adherirse residencias que cuenten con más del 60% de las plazas subvencionadas. Este hecho ha generado una brecha salarial entre los profesionales. Además, las Generalitat se comprometió a aumentar en estos centros su inversión en un 4%, un extremo que desde las residencias niegan que se esté cumpliendo.