Menú Buscar
Patinetes eléctricos en la acera / EFE

El patinete eléctrico, regalo estrella de estas navidades

La movilidad y la utilidad del vehículo que se ha puesto de moda en las ciudades españolas lo sitúan como el producto más demandado en las grandes superficies y plataformas 'online'

25.11.2018 00:00 h.
6 min

La movilidad en Barcelona  está viviendo un momento de cambio. Y los responsables de esta transición son los denominados vehículos de movilidad personal (VMP) que se están convirtiendo en el medio de transporte habitual para muchos habitantes de la capital catalana. El VMP más popular por su comodidad, facilidad de conducción y precios es el patinete eléctrico, un producto que se ha convertido en el regalo estrella de estas navidades.

Se trata de un producto de éxito --El Corte Inglés cifra en un 40% el incremento de las ventas en lo que va de año--, cuya incorporación a la vida cotidiana también acarrea algunos problemas. El Ayuntamiento de Barcelona ha tenido que adaptar una serie de normas de circulación con el objetivo de rebajar la tensión entre los usuarios de estos artilugios, los conductores y los peatones.

El ‘boom’

Desde hace dos años los patinetes eléctricos han experimentado una tendencia al alza en las grandes ciudades, pero no ha sido hasta 2018 cuando se ha vivido un auténtico boom. El buen tiempo y la existencia de numerosos carriles bici --por donde están obligados a circular-- son factores que ayudan a que este vehículo cada vez tenga más demanda.

Patinete Papá Noel

Papá Noel, montado en un reno subido en un patinete / FARRUQO

Según un comerciante especializado en patinetes eléctricos de Barcelona, las ventas se han duplicado en el último año. Pero aún es más sorprendente el dato que proporciona el gigante mundial de la venta online Amazon que cuantifica de 200% el aumento.

Producto estrella

Un elemento clave para entender esta tendencia es la bajada de precios que han vivido estos artefactos. En este aspecto hay una marca de patinete eléctrico que ha sido la gran beneficiada: Xiaomi y su M365, un modelo muy asequible que se puede encontrar entre los 350 y 399 euros, dependiendo de la oferta. El producto ha sido tan demandado que el pasado octubre agotaron existencias en todas las plataformas de venta, un hecho que provocó que la empresa china tuviera que aumentar el número de vehículos eléctricos de sus importaciones.

Las grandes superficies se han adaptado a la demanda y han creado secciones específicas tanto para los patines como para los patinetes eléctricos. Por ejemplo, El Corte Inglés ha incorporado especialistas a la plantilla con el objetivo de asesorar de una manera más eficaz a los compradores, ya que no es lo mismo utilizar el patinete para desplazarse por una ciudad que emplearlo para dar un relajante paseo al lado del mar. Para disfrutar del tiempo libre, el patín más solicitado --sobretodo por los niños-- es el SmartGyro X2, una plataforma con dos ruedas, y a un precio que oscila entre los 135 y 200 euros.

Normativa

Uno de los mayores problemas que los conductores de patines y patinetes eléctricos se están encontrando es la circulación. El Ayuntamiento de Barcelona impulsó una nueva normativa que se comenzó a aplicar el pasado septiembre pero no todo el que circula por la vía pública la tiene clara. Cabe destacar que las amonestaciones por el uso indebido del vehículo eléctrico oscilan entre los 100 y los 500 euros.

Los usuarios deben saber que el carril bici es el espacio natural de este vehículo y que 20 kilómetros por hora es el límite de velocidad. Aunque también, y de manera ocasional, pueden circular por las vías de peatones, aunque en ese caso el límite son solo a diez kilómetros por hora.

Desagradables incidentes

La mala praxis de los conductores de este tipo de vehículos es una de las mayores preocupaciones para los otros usuarios de la vía pública. “Siempre pagan justos por pecadores”, se lamenta un vendedor de Barcelona en referencia al último incidente conocido en la Ciudad Condal, en el que un sujeto acudió a una tienda especializada, con el pretexto de probar un Dualtron Thunder --un patinete que cuesta más de 4.000 euros y que alcanza una velocidad de 80 km/h-- se llevó prestado para probarlo y no lo devolvió, a pesar de haber dejado sus datos junto a con su DNI.

A 80 km/h por la Diagonal con un patinete

Los comerciantes del sector destacan que hay patinetes que pueden alcanzar velocidades muy altas, pero piden seguir las normas que aconsejan las autoridades. “Aunque un coche tenga la capacidad de ir a 200 kilómetros por hora nadie lo pondría a esa velocidad en mitad de la Diagonal; es la misma lógica que se debe aplicar al patinete eléctrico”, comenta un vendedor.