Menú Buscar
Dulces realizados en pastelerías / PIXABAY

Pastelerías de Girona en las que pasar una dulce tarde

Entre la catedral, sus murallas y el testimonio medieval de la ciudad, la capital gerundense esconde establecimientos tradicionales y creativos que enamorarán a quien la visite

María Díaz
22.08.2019 17:46 h.
3 min

Girona enamora en muchos sentidos. Sus pueblos de origen medieval levantados en piedra; la Costa Brava, donde el paisaje terrestre se funde con el agua y el Mediterráneo cobra sentido; sus vinos y cavas, productos autóctonos conocidos en medio mundo; su comida, que surge de la fusión de los productos terrestres y marinos... Todos estos aspectos sorprenden a los visitantes, pero los que quieran llevarse el recuerdo más dulce deben visitar algo más: sus pastelerías.

Porque Girona es piedra, Medievo, Mediterráneo y pastel. En la capital de esta provincia es posible encontrar diferentes establecimientos especializados dedicados al noble arte de la pastelería.

Productos artesanos

Ubicada en la  calle de Joan Maragall se encuentra Oh Mama, una pastelería artesanal y creativa que trabaja en la personalización de tartas, pasteles, cupcakes, galletas y dulces en general.

Abrió sus puertas en 2013 y, desde entonces, se ha hecho un hueco entre las mejores pastelerías de Girona. Cuentan sus reposteros que todas sus creaciones están elaboradas de manera artesanal y con productos de calidad. "Trabajamos con mucha dedicación en cada proyecto porque nos apasiona lo que hacemos", explican.

'Xuixo' de la tierra

La pastelería y panadería Casamoner tiene varios establecimientos repartidos por Girona. Cuenta con un obrador propio donde elabora los productos que llenan sus cestos y estanterías.

De entre sus tartas y pasteles destaca el xuixo, un dulce con forma de cilindro relleno de crema y azucarado típico de la región gerundense. Junto a la oferta más dulce, su carta también incluye bocados salados, además de contar con un servicio de catering.

Espacio abierto

"Nos ilusiona crear un lugar especial, distinto, con un ambiente cuidado y que sea capaz de regalar muchas experiencias divertidas, donde la imaginación, la ilusión y la fantasía campen a sus anchas", explican desde Mandarina Garden Girona.

A pesar de ser una de las mejores pastelerías de Girona, este establecimiento es algo más que repostería distribuida en escaparates. Es un espacio para las familias, los niños y el dog friendly. Cuenta con un programa propio de talleres creativos orientados a niños y adultos, una ludoteca propia y un espacio para celebraciones festivas.