Menú Buscar
Una persona con parálisis por lesiones medulares camina con el nuevo tratamiento

Un paso (literal) más cerca de la cura de la parálisis muscular

Un nuevo tratamiento ayuda a caminar a tres personas que habían sufrido lesiones en la médula espinal

3 min

La parálisis causada por lesiones medulares está más cerca de ser curada. Una investigación llevada a cabo en Suiza ha dado resultados positivos en tres pacientes con problemas de movilidad a causa de las lesiones que sufrían en la parte alta de la columna vertebral.

Las tres personas, que tenían paraplegia crónica, han conseguido controlar los músculos de las piernas que tenían paralizados desde hacía años por el deterioro de la zona cervical. A pesar de que este tratamiento se encuentra todavía en fase de experimentación, las conclusiones y resultados que se están extrayendo son muy positivas.

¿Cómo funciona?

El tratamiento se denomina STIMO (siglas en inglés de "estimulación del movimiento de superficie"). Este nuevo procedimiento consigue crear respuestas a nivel motor y las envía a las zonas paralizadas. El tratamiento activa el sistema propioceptivo, es decir, la zona responsable de que el cerebro reciba información sobre la posición del cuerpo y sobre el movimiento de sus miembros. 

El procedimiento se basa en implantar eletrodos en la médula espinal del paciente. Estos electrodos se encargan de activar las conexiones nerviosas y de enviar ondas eléctricas a través de la médula, que es la encargada de distribuirlos a las diferentes zonas del cuerpo para conseguir el movimiento de los músculos. "La estimulación dirigida debe ser tan precisa como un reloj suizo", señala el neurocirujano Jocelyne Bloch, quien colocó quirúrgicamente los implantes en los pacientes.

Vídeo de los resultados del nuevo tratamiento contra la parálisis muscular por lesiones medulares

Entrenamiento muscular

Pero la preparación del paciente con parálisis no acaba ahí. Estas personas llevaban años sin ejercitar sus músculos, con la consecuente atrofia que ello provoca. Por esta razón ha sido necesario un trabajo de rehabilitación centrado en un entrenamiento físico dirigido a mejorar el movimiento y fortalecer todas las zonas musculares del cuerpo para que puede sostener su propio peso.

"Todos los pacientes pudieron caminar soportando su peso corporal en el periodo de una semana. Supe de inmediato que estábamos en el camino correcto ", aseguró Bloch.