Menú Buscar
Jordi Pujol Soley y Rafael Pallardó / FOTOMONTAJE DE CG

Rafael Pallardó pidió dinero a la fiscalía a cambio de la cabeza de Jordi Pujol

El intermediario, imputado desde 2011 por blanquear en Andorra millones de la mafia china, se reunió en 2014 con Anticorrupción, a la que exigió fondos reservados para tirar de la manta

6 min

Rafael Pallardó, imputado por la Audiencia Nacional como pieza activa de una macrorred internacional de blanqueo de capitales, provocó una reunión con tres miembros de la Fiscalía Anticorrupción a quienes pidió una indeterminada cantidad de fondos reservados para entregar información comprometida de la familia Pujol.

En octubre de 2014, los fiscales Juan José de la Rosa, Fernando Bermejo y José Grinda (estos dos últimos, cesados de forma controvertida del caso 3%), tras informar de forma preceptiva al fiscal jefe, Antonio Salinas, y al propio fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, convocaron oficialmente en la sede de la fiscalía de Cataluña al imputado Pallardó.

Pallardó y la miel en los labios 

En el transcurso de esa reunión, Pallardó dijo disponer de datos de diversas operaciones de blanqueo de dinero de los Pujol. Llegó a insinuar que él mismo había colaborado en algunas de ellas y apuntó veladamente las entidades de crédito andorranas en las que se habría movido ese supuesto dinero negro del clan. El investigado llegó a poner sobre la mesa de forma explícita el nombre de Marta Ferrusola, esposa del ex-president.

Sin embargo, antes de continuar, Pallardó exigió a los fiscales dinero de los “fondos reservados” para tirar de la manta. Los fiscales le comunicaron que el ministerio público no trabaja, ni dispone, ni paga a nadie con fondos reservados de tal forma que quedó claro que no había dinero con el que mercadear.

Pallardó dio por concluida la reunión.

¿Imputado despechado?

Ahora, y como ya hiciera en Andorra, Rafael Pallardó ha presentado un denuncia contra estos fiscales, a los que acusa de presiones y coacciones para que incriminase a diversas personas en diversos sumarios abiertos en España y en el Principado.

Los fiscales han pedido amparo a la cúpula de la fiscalía ante lo que consideran un intento de presionar a la institución por parte de una persona imputada por gravísimos delitos vinculados con el blanqueo internacional de dinero. Justamente, es en los informes que aportan Grinda, De la Rosa y Bermejo al Consejo Fiscal, donde aparecen los detalles de esa reunión de octubre del 2014 y de cómo el investigado por la Operación Emperador les pidió dinero a cambio de desvelar datos comprometedores de los Pujol.

El empresario chino Gao Ping en una imagen de archivo en la entrada de la Audiencia Nacional / EFE

El empresario chino Gao Ping en una imagen de archivo en la entrada de la Audiencia Nacional / EFE

Moix bajo sospecha

El Consejo Fiscal debatirá la semana próxima esta petición de amparo de los fiscales.

Llama la atención, sin embargo, que el fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, lejos de mantener inicialmente una posición equidistante o de apoyo a sus subalternos, dio curso a la denuncia e instó su traslado a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para que se “tramitase según a derecho”. Todo esto ocurría a la par que separaba a Grinda y Bermejo del caso 3%

Algunas voces renombradas dentro de la propia Fiscalía Anticorrupción reprochan a Moix su falta de apoyo explícito desde un principio a los tres denunciados.

Emperador y BPA

La reunión oficial de octubre de 2014 no es la única que han mantenido (fuera de la Operación Emperador) los fiscales y Pallardó. Tal y como adelantó Crónica Global, el 15 de marzo del 2015, Fernando Bermejo tomó declaración a este investigado en el marco de la comisión rogatoria que llegó a España a petición de la fiscalía andorrana que investigaba el caso BPA y sabía que en el sumario de Emperador aparecían indicios de su interés procesal, como, por ejemplo, las anotaciones en la agenda de Rafael Pallardó.

En el transcurso de esa toma de declaración, Bermejo le preguntó al conocido como “hombre de los maletines” expresamente por Marta Ferrusola ya que en esa agenda, en poder del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, aparecen diversas operaciones de supuesto blanqueo a favor de una tal “Marta” y de un tal “JP”​.

Mala memoria o farol

Pallardó “no pudo recordar” si “Marta” correspondía a Marta Ferrusola y así consta en el informe que envió Bermejo a la Justicia andorrana.

Quizá es casualidad, pero llama la atención que en los últimos registros ordenados por la audiencia sobre la familia Pujol, tras la prisión de Júnior​, uno de los nombres que más ha salido es justamente el de Marta Ferrusola.

Fernando Bermejo es el fiscal del caso Pujol.