Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una imagen de una pantalla de un ordenador sometida a una estafa de internet / PEXELS

Palau-solità i Plegamans, víctima de una estafa digital que afecta ya a 50 ayuntamientos catalanes

Un juzgado de Barcelona investiga a una organización criminal que suplanta los números de cuenta de proveedores de los consistorios

3 min

El Ayuntamiento de Palau-solità i Plegamans ha sido víctima de una estafa digital que afecta ya a unos 50 consistorios catalanes. La causa, bajo secreto, la instruye desde 2019 un juzgado de Barcelona. La investigación se centra en una organización criminal que suplanta los números de cuenta de proveedores habituales de los municipios y se apropia de los pagos.

En el caso de Palau, fue la advertencia de impago de uno de sus proveedores la que motivó una investigación interna. Fue así como el consistorio detectó que dicho importe se había transferido a una cuenta fraudulenta. Lo mismo sucedió en una segunda ocasión. La cantidad defraudada, señalan desde el municipio, asciende a más de 348.000 euros.

Macrocausa por estafas a ayuntamientos

El letrado Antoni Prats, que representa al ayuntamiento en la causa, ha explicado a este diario que el engaño es "muy reciente" --de este año--, aunque prefiere no precisar más. Los hechos se denunciaron ante la policía local y se pusieron en conocimiento de la fiscalía. La Unidad Central de Estafas de los Mossos d'Esquadra investiga lo ocurrido. "En total hay 50 afectados" por la misma estafa, señala el abogado. Detrás se encontraría una misma organización que lleva "mucho tiempo actuando".

Cada vez que un nuevo consistorio sufre el mismo engaño, su denuncia se suma a la causa incial que se incoó hace ya dos años en un juzgado de instrucción de la capital catalana.

Organización criminal

Desde Palau tienen constancia de que, con posterioridad a la sustracción en sus cuentas, "ha habido más ayuntamientos afectados". "[El ayuntamiento] no ha sido el útltimo", señala Prats, aunque recuerda que el secreto de las actuaciones le impide entrar en detalles.

Por su parte, el gobierno municipal ha puesto en marcha una comisión interna de "análisis y seguimiento", que integran todos los regidores, así como técnicos y juristas.