Menú Buscar
Un móvil simula una tarjeta de crédito

Pagar con el móvil aún genera inseguridades

La tecnología avanza para garantizar cada vez más confianza en los métodos de pago mediante el teléfono, y ahora se suma el reloj inteligente

7 min

Salir de casa sin cartera, pero jamás sin móvil es un comportamiento propio de estos días. Y eso es porque ya no es necesario cargar con dinero o tarjetas para comprar prácticamente lo que sea. Basta con el teléfono inteligente. A pesar de que la opción está allí, aún no son muchos los que se animan a utilizarla, y esto se debe a la inseguridad que genera todavía este método de pago, al menos en España.

El director general para el sur de Europa de Visa, Bertrand Sava, asegura que el consumidor se digitaliza cada vez más, aunque acepta que uno de los principales retos es proponer soluciones de pago más seguras, y conseguir que “el cliente no tema a pagar con su dispositivo y realmente crea que este método funciona”.

Desde Visa, arrojan que los españoles que compran por internet cada semana se han incrementado del 19% al 27%, por lo que el volumen de visitas a las tiendas física ha disminuido notablemente: “Ha pasado de 66% al 45% al mes”, detalla Sava. En cuanto al uso del móvil, el 52% de los españoles compra por esta vía, lo que está por encima de la media europea, que es del 48%.

Pagar con Samsung o Apple

Los modos de pago con el móvil son muchos, y cada vez más. Caixabank, por ejemplo, tiene en su banca móvil unos cuatro millones de usuarios y una amplia gama de aplicaciones propias. En 2016 creó Imaginbank, un banco sólo para el teléfono que se gestiona exclusivamente mediante una aplicación. Imaginbank tiene un chatbot para la localización de ofertas comerciales, y un servicio de envío de dinero entre amigos desde aplicaciones como Whatsapp y Facebook Messenger.

Un móvil con Apple Pay junto a un datáfono de Caixabank

Un móvil con Apple Pay junto a un datáfono de Caixabank 

En 2015, la entidad lanzó Caixabank Pay, que permite hacer pagos con el móvil en los establecimientos con TPV contactless, y sacar dinero en cualquier cajero. La aplicación incluye la funcionalidad Bizum, para enviar dinero de persona a persona solo conociendo su número de teléfono. También se ha incorporado el servicio de Samsung Pay para realizar compras en casi cualquier establecimiento del mundo donde se pueda pagar con tarjeta de crédito o débito contactless, y hace un mes se incorporó Apple Pay, para los usuarios de iPhone.

Móvil con 'contactless'

Este año, el Banco Sabadell ha registrado en España 269.000 descargas de Sabadell Wallet, un incremento del 69% desde el comienzo del año hasta la fecha. Aunque la cifra parece elevada, los clientes digitales del banco alcanzan los 4,3 millones, por lo que no son muchos los que se animan a pagar con el móvil aún.

Un móvil se acerca a un datáfono para efectuar un pago

Un móvil se acerca a un datáfono para efectuar un pago 

La app Sabadell Wallet ofrece la posibilidad de realizar compras con el teléfono y optar por cualquier tarjeta que esté cargada allí, ya sea de crédito o débito. Aunque no todos los dispositivos funcionan igual: los iOS (iPhones) o sin NFC (Near Field Communication), necesitan de un sticker y una vez adherido funciona como cualquier otra tarjeta contactless. Solamente se debe acercar el TPV Contactless al datáfono de la tienda para efectuar el pago.

Canal emergente

En cuanto al rechazo de los clientes al pago con el móvil, la directora de comunicación de Caixabank, Verònica Sosa Díaz, explica: “El móvil es un canal emergente para todo tipo de operaciones financieras y, también, para pagos móviles. Es cierto que es un tipo de servicio muy reciente (Caixabank lanzó el servicio de pago móvil para móviles Apple hace escasamente un mes), pero sus aptitudes hacen que se prevea un importante potencial para el futuro”.

Sosa Díaz asegura que una de las ventajas más interesantes del pago móvil es que el servicio está integrado con una aplicación que ofrece al usuario la gestión integral de sus tarjetas. “De esta manera, con el móvil, no solo se puede pagar, sino también realizar todo tipo de operaciones relacionadas, como activar una tarjeta, bloquearla de forma temporal o definitiva, pagar a plazos, enviar dinero a amigos, consultar los movimientos o personalizar el uso de la tarjeta en compras online”. Desde Caixabank dicen que la estrategia es buena porque los clientes son fieles.

Pagar con el reloj

Si el móvil es una novedad en cuanto a método de pago, el reloj lo supera. Los clientes de Banco Santander ahora podrán añadir sus tarjetas de crédito o débito Mastercard al reloj inteligente Fitbit Ionic, a través de una aplicación que permite realizar pagos contactless acercando el dispositivo al terminal punto de venta (TPV) sin necesidad de llevar la cartera ni el móvil encima.

El reloj inteligente 'Fitbit Ionic'

El reloj inteligente 'Fitbit Ionic' 

En el momento en el que se realiza la transacción, Mastercard genera un único número alternativo o token que sustituye al número de tarjeta de 16 dígitos, lo que supone una vía segura de procesar pagos sin exponer datos bancarios o crediticios reales. La seguridad que ofrece el sistema deberá ser aprobada ahora por los usuarios.