Menú Buscar
La pequeña Ana Frank en una imagen de archivo

Descubren dos páginas inéditas del diario de Ana Frank

La pequeña revela en estas páginas su interés por el temas controvertidos en la época como el sexo o la prostitución

4 min

Todo el mundo conoce la historia de Ana Frank. Durante la Segunda Guerra Mundial, la pequeña y su familia, de ascendencia judía, permanecieron más de dos años escondiéndose de los nazis en un anexo secreto situado detrás de una estantería, en las instalaciones de una empresa de Ámsterdam. El temor y la inquietud de esa época quedó plasmado en el diario que la niña escribió durante su cautiverio y que su padre, único superviviente del Holocausto, publicó en 1947 bajo el título La casa de atrás.

Nuevas revelaciones

El diario de Ana Frank, nombre por el que se conoce a la edición de los diarios personales de la pequeña, se ha convertido con el paso del tiempo en uno de los libros más influyentes del siglo XX, con más de 30.000.000 de ejemplares vendidos en todo el mundo. Una popularidad que parece no guardar secreto alguno. Al menos hasta ahora. La Casa de Ana Frank, museo dedicado a la memoria de la joven, ha revelado la existencia de un par de pasajes que han permanecido ocultos en el cuaderno durante más de 70 años.

Imagen del diario original de Ana Frank

Imagen del diario original de Ana Frank

Escondidas bajo papel de estraza, las páginas muestran algunas de las inquietudes de la autora, demasiado controvertidas para la época. Frank, que por aquel entonces tenía 13 años, meditaba sobre su experiencia y conocimiento en “asuntos de sexo”, haciendo alusión a otras cuestiones relacionadas como la anticoncepción. La menstruación, la prostitución o la homosexualidad son algunos de los temas que también suscitaron su interés. "Es un signo de que una chica está lista para tener relaciones con un hombre. Pero eso no se hace antes del matrimonio. Después, sí. También se puede decidir si se quiere tener niños o no. Si es que sí, el hombre se echa sobre la mujer y deja su semilla en la vagina de ella. Todo sucede con movimientos rítmicos", explica la niña en uno de los fragmentos recuperados.

Un documento único

Ronald Leopold, director de la fundación, no solo destaca la inocencia y la curiosidad propias de la adolescencia que Ana Frank también experimentó durante su encierro. Lo más revelador es su incursión en un estilo literario mucho más maduro y reflexivo, que demuestra su intención de convertirse en una auténtica escritora​ tras recuperar la libertad.

Los expertos aseguran que estas páginas fueron enmascaradas por motivos de autoedición de la propia Ana. Pues sus palabras se encuentran acompañadas de tachones y borrones que han necesitado un procedimiento fotográfico digital para desvelar su contenido. Este será incluido en la nueva edición del diario, cuya publicación está prevista para 2019.