Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de dos sanitarias haciendo test del Covid a ciudadanos en sus coches particulares / EFE

Cataluña no pagará en agosto la 'extra' de 1.350€ que prometió a sus sanitarios

El Govern será incapaz de abonar el bonus por Covid-19 a tiempo: la gratificación queda congelada hasta septiembre, como mínimo

4 min

Cataluña no pagará, de momento, la gratificación de hasta 1.350 euros a los sanitarios por su esfuerzo durante la pandemia del virus SARS-CoV-2. El Gobierno catalán ha anunciado a los trabajadores del sector de la salud que será incapaz de cumplir el compromiso de abonar en agosto la extra que prometió en la nómina. El bonus, pues, queda aplazado como mínimo hasta septiembre.

Lo han explicado fuentes sindicales a este medio, que han lamentado que los sanitarios "tengan que hacer el enésimo esfuerzo" sin recompensa por parte de la Administración autonómica. Ésta, al parecer, se precipitó anunciando una compensación de entre 350 y 1.350 euros a los profesionales de los hospitales públicos y concertados, englobados en la red Siscat, por su esfuerzo durante el envite de la pandemia en primavera. Lo hizo en junio. Cuando se acerca el cierre de nómina de agosto, la extra a los sanitarios no será abonada.

"El sistema no está diseñado para ello"

Al parecer, el Govern tuvo buenas intenciones con el personal sanitario, pero los gestores fallaron en los detalles. "El sistema de recursos humanos del Instituto Catalán de la Salud (ICS) no está preparado para estratificar al personal según categoría y tiempo de exposición al Covid-19, la llamada presencialidad. Hay que recuperar las hojas de horas, guardias y demás", explican las voces consultadas. Por ello, el proveedor público de servicios sanitarios, con 40.000 empleados, ya ha anunciado de que no podrá pagar la extra prometida en agosto.

La promesa es hacerlo en septiembre. El ICS prevé que en dos meses sí habrá podido calcular cuánto se expuso cada sanitario al Covid-19 y cuál es su categoría, los dos factores que determinan qué cantidad del bonus cobrará. Ello es, precisamente, lo que solivianta a la parte social. Todos los sindicatos, salvo Metges de Catalunya (MC), tildaron de "clasista" el complemento. "Un auxiliar de enfermería que se jugó el tipo en primera línea contra el Covid cobrará 350 euros. Un oftalmólogo que hizo telemedicina durante toda la crisis sanitaria y no vio el virus se embolsará 1.350 euros por su categoría laboral. Es injusto", lamentan las mismas voces.

Vacaciones en el alero

El impago del bonus a los sanitarios catalanes, al menos los que quedan dentro del perímetro del ICS, que también es el mayor empleador de Cataluña, llega en un momento delicado para el sistema asistencial. La encrucijada es compleja porque los gestores sanitarios deben compaginar el derecho al descanso de los profesionales con la dotación adecuada de personal para controlar los rebrotes de contagios con el patógeno que se han detectado en Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat y Lleida. Esta última capital de provincia vive desde hace días en confinamiento perimetral y, desde el miércoles, en semirreclusión.

Las medidas de encierro en esta zona entraron en vigor porque ya hay contagio comunitario del virus. Ello quiere decir que los brotes no se pueden trazar y aislar y se han descontrolado. Ante esta situación, el hospital público de referencia de Lleida, el Arnau de Vilanova, ha planteado reducir las vacaciones a su personal sanitario al 50%: 15 días en lugar de 30. El resto de jornadas se disfrutarían antes de final de año o se abonarían. Un esfuerzo más para los sufridos médicos, enfermeros, auxiliares, camilleros y celadores que, además, no recibirán la extra que les prometieron los consellers Alba Vergés, Pere Aragonès y Meritxell Budó.