Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jaume Padrós (c), presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, con Alba Vergés (d), consejera de Salud / EP

El presidente del Colegio de Médicos de Barcelona pide al Govern que desobedezca con AstraZeneca

Jaume Padrós reclama a la Generalitat que incumpla "el actual criterio ministerial", que establece que esta vacuna se aplique por prudencia a personas de un máximo de 55 años

Ricard López
6 min

La Generalitat de Cataluña empieza a sumar adhesiones en su deseo de no atender las instrucciones del Gobierno español en lo relativo a la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca, después de que el Ministerio de Sanidad haya reclamado, por un "principio de prudencia", no aplicarla a personas mayores de 55 años, a la espera de un ensayo clínico que demuestre su eficacia por encima de esa edad.

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB), Jaume Padrós, ha reclamado este viernes al Govern independentista que incumpla esa petición de forma unilateral en un contundente mensaje en su perfil de Twitter: "Pido a la Consejería de Salud [y a la consellera] Alba Vergès que si en breve no hay una variación del actual criterio ministerial, atendiendo a criterios éticos, clínicos, de riesgo y de evidencia, en Cataluña se amplíe la indicación de la vacuna de AstraZeneca a todos los grupos de edad. Los médicos le daremos apoyo".

Reclamación a la ministra

La petición de Padrós, médico y exdiputado de Convergència i Unió (CiU) en el Parlament durante siete años --de 1988 a 1995--, llega horas después de que el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, instara también al ministerio a revisar este criterio aludiendo a otros estudios, sin éxito por ahora.

Jaume Padrós, presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, pidiendo a la Generalitat que incumpla las instrucciones del Gobierno sobre la vacuna de AstraZeneca / TWITTER
Jaume Padrós, presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, pidiendo a la Generalitat que incumpla las instrucciones del Gobierno sobre la vacuna de AstraZeneca / TWITTER

En nombre de la junta de gobierno del Colegio de Médicos, Padrós ya había instado el jueves por la noche en sus redes sociales a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, a autorizar la extensión de la vacuna de AstraZeneca por encima de los 55 años, apuntando que en Reino Unido, Alemania "y otros países" la han extendido para mayores de 65 años, y que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) "no ha explicitado ninguna limitación".

"Inadmisible"

Según Padrós, la limitación actual en España "no tiene ahora justificación y es inadmisible porque, en la práctica, se están vulnerando los criterios de la misma UE sobre la priorización de los grupos de mayor riesgo". En su opinión, "se está vacunando a personal esencial pero de poco riesgo (según evidencia científica) cuando la mayoría de los mayores de 80 años que viven en casa o pacientes de riesgo aún no han sido vacunados. La población más vulnerable debe ser la primerísima y principal prioridad", concluye en su hilo de Twitter.

Hasta ahora, la Generalitat está usando la vacuna de AstraZeneca sobre todo para inmunizar a trabajadores de sectores esenciales.

Peticiones para ampliarla hasta los 65 años

Mientras tanto, otros colectivos médicos y sanitarios plantean la idea de ampliar la vacunación de AstraZeneca hasta personas de un máximo de 65 años, en lugar de los 55 actuales. Es el caso del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), que este viernes ha solicitado a Sanidad que revise su estrategia, siguiendo los criterios de la EMA y la Organización Mundial de la Salud en lo relativo a esta vacuna.

En su opinión, el principal criterio tiene que ser, por ahora, la edad en orden descendente y apelan a que se aumente la velocidad de vacunación para llegar "cuanto antes a las edades medias de la vida, que son las que concentran a su vez mayor parte de los factores de riesgo para el Covid-19".

Inquietud de los farmacéuticos

Por su parte, el Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña también reclama que la vacuna de Oxford-AstraZeneca se amplíe a personas de hasta 65 años. La entidad expresa su inquietud por el hecho de que los profesionales de farmacia mayores de 55 años, que suponen más el 25% del colectivo, no tengan acceso a una vacuna, "cuando están trabajando diariamente en primera línea" en establecimientos próximos a los ciudadanos.

Hasta el 3 de marzo, en Cataluña se han vacunado 8.278 profesionales de oficinas de farmacia, lo que supone que un 55,6 % ya ha recibido la primera dosis de la vacuna, según datos del Departamento de Salud citados por el Consejo de Colegios de Farmacéuticos.

Destacadas en Vida