Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La sentencia ratificada por la Audiencia Provincial de Barcelona argumenta que los padres son los responsables de los daños causados por los hijos / EUROPA PRESS

Unos padres tendrán que pagar 26.000 euros a la mossa que fue atropellada por su hija en bici

Como consecuencia del accidente, la víctima presenta secuelas permanentes, incluido un cierto grado de sordera

2 min

Los padres de una menor de edad que atropelló a una agente de los Mossos d’Esquadra mientras iba en bicicleta en Vilafranca del Penedès tendrán que pagar a la víctima un total de 26.370 euros por daños y perjuicios.

La sentencia ratificada por la Audiencia Provincial de Barcelona argumenta que los padres son los responsables de los daños causados por los hijos. Los hechos se remontan al 2014, cuando la agente fue embestida por la joven de 17 años.

Secuelas permanentes

Como consecuencia del accidente, la víctima estuvo seis días hospitalizada y siete meses de baja. En la actualidad tiene secuelas permanentes, incluido un cierto grado de sordera.

En 2018, la afectada interpuso una demanda civil contra la joven --que ya era mayor de edad-- y contra sus padres. La mossa pidió 76.000 euros como indemnización por los daños sufridos durante el accidente, aunque finalmente la sentencia rebajó la cantidad.

Rebaja de 3.000 euros

Aunque el juez consideró que la víctima contribuyó al accidente por no respetar el código de circulación, realizó una valoración económica de los daños de la agente inferior a las que se solicitaba.

Los padres de la acusada recurrieron la sentencia. Finalmente, la Audiencia Provincial la ha ratificado con una rebaja de alrededor de 3.000 euros.