Menú Buscar
La entrada en el colegio Font de l’Alba de Terrassa, donde se ha denunciado una presunta agresión a una alumna por haber pintado una bandera de España / CG

Los padres de la niña agredida por la bandera de España interponen denuncia

La profesora habría roto la portada conjunta en la que la niña habría pintado la rojigualda y la habría echado de clase

19.06.2019 10:42 h.
3 min

Los padres de la niña que supuestamente sufrió una agresión por pintar una bandera de España presentan una denuncia por lesiones leves en los Mossos d'Esquadra de Terrassa. La petición está pendiente de las diligencias previas antes de que el juzgado de instrucción correspondiente decida si admite a trámite la denuncia. 

La consejería de Educación se ha limitado a informar que prepara un informe encargado a los Servicios Territoriales para saber qué pasó y con el que espera tener más detalles. Desde el departamento que dirige Josep Bargalló, se ha evitado responder si la docente sigue en su puesto o ha sido suspendida. El ayuntamiento de Terrassa también sigue el caso y espera las conclusiones. 

Acontecimientos

Los hechos se desarrollaron este lunes en el colegio Font de l’Alba de Terrassa, situado en el barrio de Sant Pere Nord, poco antes de las 13 horas. La tutora había instado a los alumnos a añadir dibujos en la portada del álbum de fin de curso que estaban preparando. La niña dibujó una bandera de España y el texto "Viva España".

Cuando lo vio la profesora, rompió la portada. La alumna se sentó en su silla pero --siempre según el relato que la madre ha contado a Crónica Global-- la maestra se dirigió a su sitio, levantó a la niña y esta cayó al suelo, golpeándose la espalda. Posteriormente, la profesora cogió a la niña por la camiseta y por el cuello y la echó de clase.

"Miedo a represalias"

Según la madre, la niña "no quiere volver al colegio los días que faltan hasta acabar el curso" porque "tiene miedo a represalias" por parte de la profesora. La situación, al parecer, no es nueva. La familia denuncia que cuando tocaba clase de castellano la maestra había llegado a ordenar a los alumnos que hicieran lecturas en catalán. 

La madre ha puesto el caso en manos de una abogada --que ha señalado a Crónica Global que en los próximos días darán una rueda de prensa para explicar a los medios su versión de lo sucedido-- y ha asegurado que quiere "llegar hasta el final". "Hoy ha sido mi hija pero mañana puede pasarle a otro niño. No se puede dejar pasar", señala la madre.