Menú Buscar
Imagen de la escuela de educación especial Taiga (Barcelona) / CG

Los padres de los alumnos de Taiga: "Era lo que más temíamos"

La dirección de la escuela organizó una reunión de urgencia tras la detención de un trabajador por acoso

2 min

Tras la detención de un trabajador de la escuela de educación especial de Taiga (Barcelona) por presuntos abusos sexuales cometidos a menores discapacitados, la dirección del colegio organizó una reunión de urgencia con los padres de los niños afectados para tratar el caso.

Como recoge El Periódico, en la reunión trascendió una máxima en las explicaciones de los padres: “Son menores muy vulnerables, que no pueden defenderse, ni explicar lo que les está pasando”, comentaron en la reunión. Las familias tenían “miedo” de que pudiese ocurrir tal situación.

Uno de ellos, mayor de edad

Una de las tres víctimas que han sufrido los supuestos abusos es mayor de edad. Son personas débiles, que difícilmente consiguen más recursos para defenderse de un agresor sexual a medida que pasan los años y se hacen mayores. De esta forma lo contempla el propio Código Penal: “Se consideran abusos sexuales no consentidos los que se ejecuten sobre personas que se hallen privadas de sentido o de cuyo trastorno mental se abusa”.

La presidenta de la Federació Catalana de Discapacitat Intel·lectual (Dincat), Rosa Cardenas, reconoció las dificultades que existen para detectar estos abusos sexuales. “Son personas que temen que si explican los casos se cause un mayor rechazo entre la gente porque no suelen tener muchas relaciones sociales”, argumenta Cadenas. Y, además, cuando relatan los hechos, “muchos jueces creen que fabulan y no dan crédito a su denuncia”, afirma. La Dincat hace tareas de prevención a las familias y les facilita estrategias para afrontar estos asuntos.