Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Médicos asisten a uno de los pacientes con coronavirus / EFE

La Generalitat permite visitar a algunos pacientes durante la crisis del coronavirus

La Consejería de Salud activa un plan de apoyo emocional que refuerza la comunicación entre infectados, familias y profesionales sanitarios

3 min

El Govern de la Generalitat ha decidido flexibilizar las restricciones de contacto social de los pacientes durante la crisis del Covid-19. Para ello, la Consejería de Salud ha puesto en marcha un plan de acción de comunicación y apoyo emocional que permite, entre otros aspectos, que algunos de los infectados con coronavirus reciban visitas de sus parientes. 

El proyecto tiene como objetivo mejorar el contacto y la información entre los pacientes, sus familiares y con los profesionales de la sanidad. Además, se ha aplicado como criterio común para todos los centros hospitalarios de la zona, ya que hasta ahora cada uno marcaba sus propias pautas. 

Visitas a pacientes con Covid-19

No todos los pacientes podrán ver a sus familiares durante el tiempo en el que se encuentren ingresados. El departamento público que lidera Alba Vergés estipula tres tipos de enfermos que tendrán permiso para recibir visitas: aquellos que se encuentren en situación crítica y "estén en sus últimas horas de vida", enfermos que hayan sufrido crisis de ansiedad y el colectivo de personas con diversidad funcional.

En este último caso, se busca "rebajar el nivel de angustia del enfermo", detallan desde Salud. Eso sí, cualquiera de estas visitas está condicionada por las normas de protección ante el coronavirus establecidas por la Administración, así como también porque "el centro esté habilitado" para recibirlas. 

Comunicación e información constante

Para el resto de pacientes, el plan de acción de la Generalitat se basa en un contacto directo y constante entre el paciente, la familia, y el personal sanitario. Estipula que debe "garantizarse la comunicación" entre enfermo y allegados "ya sea por mensajería, teléfono o videoconferencia", mientras que el médico debe "proporcionar toda la información sobre la evolución clínica del paciente" de forma "diaria", tras haber dado éste su consentimiento.

En aquellos pacientes que se les apliquen medidas de confort paliativo avanzado, se les posibilita hacer una llamada telemática a través de dispositivos móviles. Pero para que todo esto sea posible, Salud debe dotar de recursos técnicos a los pacientes que lo necesiten, mediante dispositivos electrónicos para enviar y recibir información, videollamadas, etcétera.