Menú Buscar
Imagen de dos sanitarios administrando oxígeno a un paciente / CG

Médicos y pacientes instan a Vergés a evitar el 'racaneo' en la oxigenoterapia

Facultativos y enfermos de dolencias pulmonares recuerdan que los grandes grupos que pujan a la baja "carecen de estructura y experiencia" para dar servicio en casa

6 min

Médicos y pacientes ponen deberes al Departamento catalán de Salud, que comanda Alba Vergés (ERC), para que evite las bajas temerarias en el nuevo concurso de oxigenoterapia, que la consejería está ultimando. Facultativos y enfermos alertan de que los grandes grupos que aterrizan en el sector de las terapias respiratorias domiciliarias (TRD) llegan pujando a la baja "cuando carecen de estructura y experiencia" para dar servicio en casa.

Así lo ha verbalizado el doctor Enric Barbeta, presidente de la Sociedad Catalana de Neumología (SOCAP, por sus siglas en catalán), de la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña, en conversación con este medio. "Estamos de acuerdo con el nuevo sistema de adjudicación de las terapias respiratorias a domicilio que ha propuesto el CatSalut. Consideramos que es un avance con respecto al anterior", ha valorado el facultativo. No obstante, Barbeta ha manifestado preocupación por "la no actualización de las tarifas, que podría comportar una rebaja de la calidad del servicio a largo plazo". El galeno también ha manifestado "inquietud por el hecho de que empresas ajenas al sector quieran competir en este mercado sin la experiencia ni la estructura necesaria para prestar este servicio".

Pacientes: "La Generalitat debe velar por la calidad"

Una opinión similar ha manifestado Mariano Pastor, representante de la Fenaer (Federación Española de Asociaciones de pacientes alérgicos y con Enfermedades Respiratorias). El activista ha lamentado que "se lleve hablando de este tema durante muchos años sin que se haya logrado una solución". Según Pastor, el lío de la oxigenoterapia en Cataluña y otras comunidades "representa la llegada de grandes grupos, incluso de constructoras, a un sector en el que antes no tenían experiencia". ¿Qué significa ello? "Las TRD son caras. Es un servicio muy caro que prestan firmas especializadas. La entrada de las grandes conllevó rebajas de precios y calidad", ha advertido el también oxígenodependiente.

Pastor ha subrayado que "el servicio actual funciona, por lo que no debería tocarse en demasía". ¿A qué se refiere? "Yo que resido en Madrid recibo tratamiento cuando me desplazo a Cataluña. Hay uniformidad y elevados estándares en servicio. El modelo actual en España es de éxito", ha agregado. Por ello, Pastor ha encargado al CatSalut que "vele por la calidad", ya que los pacientes necesitan oxígeno cada día para vivir, "no es un capricho". Ello excluye bajo su punto de vista "las empresas que ofertan demasiado a la baja", tal y como ocurrió en el concurso de 2016 en Cataluña, que ganaron Linde y Vivisol, pero que el asegurador público liquidó tras el escándalo generado en el sector y con los pacientes.

Cataluña: "Hasta ahora ha funcionado bien"

Una opinión similar respecto a la adjudicación de más de 200 millones de euros a dos años ha aportado AIRE, la Asociación Catalana de Pacientes con Enfermedad Respiratoria Avanzada y Trasplante Pulmonar. "En primer lugar, debe asegurarse que el servicio es gratuito. No es de recibo que algunos miembros de AIRE deban acudir al sector privado porque algunos tratamientos muy específicos no los contempla el CatSalut", ha defendido la presidenta en funciones, Yolanda Fernández. "En segundo lugar, yo trataría de mantener la calidad como hasta ahora. Tanto en el producto como en el servicio hay un nivel muy alto en Cataluña. La gente que reparte oxígeno, por ejemplo, son muy profesionales", ha valorado Fernández, que cogerá el timón de la asociación en enero.

Precisamente, se prevé que la macroadjudicación de las TRD en Cataluña se falle a principios del año próximo. Será entonces cuando se conocerá quién reemplaza, si es que lo hace, a Esteve Taijin y Oximesa como prestadores del servicio. La licitación se ha complicado por el intento de Acciona de frenar el proceso en el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público (TCCSP). Fuentes del sector se han quejado de que "intenten demorar el proceso" cuando las actuales adjudicatarias "trabajan con prórrogas y, por ende, tarifas que no se corresponden con las actuales, por lo que operan por debajo de mercado".