Menú Buscar

Degustar a 109 metros de altura: 'Ovnew' aterriza en Barcelona

El nuevo restaurante de Jon Giraldo y Jaime Lieberman, de 'Spoonik', enciende motores en la cúpula del hotel Hesperia Tower prometiendo una experiencia gastronómica 360º

12.04.2019 16:58 h.
6 min

Es la nueva experiencia de Barcelona, una se está probando en modo beta y que despegará con los motores a plena potencia después de Semana Santa. Ovnew, el nuevo restaurante gastrosensorial los chefs Jon Giraldo y Jaime Lieberman, a la sazón promotores del cenador semiclandestino Spoonik, ya está en la pista de despegue esperando a pasajeros.

Tomará altura según explicó ayer Giraldo tras los días de asueto primaveral, cuando espera levitar cual platillo volante y colocarse en el podio de locales más rompedores del panorama gastronómico barcelonés. Antes de ello, Ovnew está presentando discretamente sus credenciales. Lo hace ante reducidos grupos de comensales, a los que somete a la gastroexperiencia para recibir alagos, recomendaciones, matices y alguna crítica. Hay una coda a ello: la inmersión es intensa y requiere la atención de varios sentidos. "No es un restaurante para todo el mundo", admite Lieberman, que ve esta configuración como "un halago". 

Luz, color, sabor y vistas

Los chefs de Spoonik, procedentes de Colombia y México, apuestan en efecto por aupar al comensal y elevarlo. Y lo hacen físicamente. La experiencia Ovnew arranca desde el hall del Hesperia Tower, un hotel que hasta ahora gestionaba NH Hotel Group pero que aguarda a la llegada de Hyatt. Mientras la estadounidense desembarca en el icónico cinco estrellas, la gerencia ya ha empezado la renovación de producto. Ha reabierto su cúpula, aquella que acogió Evo, restaurante del malogrado chef Michelin Santi Santamaria, y le ha dado la vuelta como un calcetín para proponer un restaurante de luz, color, sabor y vistas que quitan el hipo (aunque no el apetito).

Imagen de unas de las creaciones de 'Ovnew', el nuevo restaurante de Barcelona / CG

Imagen de unas de las creaciones de 'Ovnew', el nuevo restaurante de Barcelona / CG

La privilegiada situación de Ovnew es un activo, pero no el único. El bufé juega con varias armas para conquistar al comensal, y no todas implican vértigo. Apuesta el cenador circular --ocupa la cúpula del hotel diseñado por Richard Rogers en 2006, y a la cual se puede acceder solo mediante ascensores-- por la cocina internacional y de proximidad, y ello no es contradictorio. Las experiencias tienen precios que arrancan en los 65 euros (un maridaje de vinos de Cataluña) hasta los 250 las experiencias con caldos internacionales. ¿La sesión tipo? 160 euros por persona que traslada al cliente en un viaje por la comida alrededor del globo. En otras palabras, los cinco continentes pasan por el plato en Ovnew mientras el acting o actuaciones acompañan entre servicio y servicio. Todo ello aderezado con un sistema de sonido y luz envolventes y la puesta de sol y las vistas del skyline del sur de Barcelona --sí, una plataforma para observar el despegue y aterrizaje nocturnos en el aeropuerto de El Prat-- como as en la manga por si el resto no convenciera.

"Creación continua"

Jon Guiraldo admite que el resultado se perfeccionará una y otra vez para no convertirlo en repetitivo. "Es evidente que a los restaurantes gastronómicos se suele ir una sola vez para probarlos: los coleccionistas de experiencias. Lo que no es excluyente para que exista un público reducido que es fiel y te vuelve una vez cada X tiempo. Para ellos, habrá pequeños cambios en el entorno", avanza. De momento, ¿qué ha preparado Ovnew como entremés? "Cuando llegamos a España, era la época de Crónicas Marcianas y Los otros. Así que Amenábar, Corbacho y otros presentadores y creadores de la época actuaron de focus group", desvela el virtuoso. Con las opiniones y críticas del selecto grupo de comensales, el restaurante en las alturas ha perfeccionado su propuesta. "Seran experiencias con 84 comensales, en dos sesiones de miércoles a domingo", enumera el chef.

Mesa de 'Ovnew', restaurante sensorial que acaba de abrir en Barcelona / CG

Mesa de 'Ovnew', restaurante sensorial que acaba de abrir en Barcelona / CG

Una de ellas dedicada al público internacional y la tardía, para los cenadores mediterráneos y latinos, cuyos hábitos se deslizan más hacia la noche. "¿Referencias? El Celler de Can Roca, por supuesto, Noma y sus maridajes de cócteles, Fat Duck y su manera de trabajar la neurogastronomía y Le Val Vert por su dominio del producto kilómetro cero", enumera el cocinero. Ello ya da cierta idea de lo que se encontrará el cliente en las mesas de Ovnew. ¿Y el resto? "No competiremos con el resto de restaurantes. Nuestros rivales con un partido del FC Barcelona, ir a hacer kite surf, una excursión a Port Aventura o el salto en paracaídas. Este es el público al que queremos llegar", remacha el profesional.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información