Menú Buscar
Oriol Mitjà, virólogo y asesor del Gobierno catalán en materia de desconfinamiento con el coronavirus / CG

Encalla el ensayo científico de Oriol Mitjà contra el coronavirus

La Generalitat de Cataluña admite que la "estrategia preventiva" de su asesor lleva retraso y no sabe cuándo dará resultados: "Podría ser esta semana o la siguiente"

5 min

Podría dar resultados, pero se desconoce la fecha. El ensayo científico que lidera el virólogo Oriol Mitjà contra el coronavirus en Cataluña lleva siete días de retraso y no se sabe cuándo arrojará las primeras conclusiones científicamente relevantes, pese a que el propio epidemiólogo aseguró el 16 de marzo que habría resultados en 21 días [ver publicación oficial aquí]. El Gobierno catalán ha admitido hoy lunes, 13 de abril, que "aún no hay resultados" y que no sabe cuándo los podrá presentar, pese a que esponsoriza la "estrategia preventiva" de Mitjà.

Lo ha dicho la consejera catalana de Salud, Alba Vergés, que ha admitido que el ensayo "aún no ha dado resultados", pues se trata de un experimento "muy complejo que implica a mucha gente y cuyo ámbito de actuación se ha extendido a las residencias de mayores [el 1 de abril, según anunció el president Quim Torra]". A preguntas de los periodistas, Vergés ha admitido que el trabajo de Mitjà, asesor jefe del Govern en materia de desconfinamiento, "podría presentarse a finales de esta semana o de la siguiente". Y eso ocurre porque "se ha incorporado más gente al estudio, hasta llegar a las 7.500 personas", ha precisado la consellera.

Prometieron resultados en 21 días

Precisamente, la propia Alba Vergés presentó junto al médico el ensayo científico el 16 de marzo. Mitjà explicó que la intervención, que impulsan la Consejería catalana de Salud y un equipo de la Fundación de Lucha contra el Sida del Hospital Germans Trias i Pujol, también conocido como Can Ruti, sería doble. Por un lado, se administraría Darunavir, un antiviral usado en la lucha contra el VIH, a las personas contagiadas con SARS-CoV-2. Por el otro, se medicaría con hidroxicloroquina, un fármaco eficaz contra la malaria, a cerca de 3.500 contactos de estos casos positivos. Buscan Mitjà y su equipo reducir la carga viral en los contagiados y aumentar la profilaxis en las personas sanas.

ensayo oriol mitja coronavirus
Oriol Mitjà (c), presentando el ensayo científico con la consejera catalana de Salud, Alba Vergés (2i), el 16 de marzo / FLS

Pese a la complejidad del experimento, que recibió el visto bueno de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) y coordina la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virólogo dio una corta ventana de tiempo para recoger los primeros resultados relevantes: 21 días. Ese plazo venció el lunes de la semana pasada. El Govern, que colabora en la prueba, no sabe a ciencia cierta cuándo habrá resultados relevantes que ayuden en la lucha contra el virulento patógeno.

Polémica por sus predicciones

El retraso en los resultados del ensayo científico que lidera el epidemiólogo Oriol Mitjà no ayudará a otros patinazos en la gestión de las expectativas del prestigioso investigador. Ejemplos previos de ello son los vaticinios que hizo sobre la incidencia limitada de la pandemia en España cuando ésta azotaba la ciudad de Wuhan, en la provincia de Hubei (China). Tras ello y tal como publicó El Periódico, el científico del Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol de Badalona avanzó que preveía un colapso de las unidades de cuidados intensivos (UCI) a finales de marzo. Las unidades de críticos se ampliaron en Cataluña, sí, pero jamás rebasaron el 87% de su capacidad.

Todo ello se volvió contra Mitjà, un distinguido científico reconocido por la OMS por su labor contra la enfermedad del pian en Papúa Nueva Guinea y merecedor de una beca European Research Council (ERC). El galeno catalán pidió en su día la dimisión del Comité de Gestión Técnica del Coronavirus (de competencias en toda España) por, precisamente, errar con sus predicciones, algo que él también hizo. Ante las críticas de los medios, el investigador se defendió públicamente, generando aún más polémica.