Menú Buscar
Armas químicas en la primera guerra mundial

¿Cuándo se empezaron a utilizar armas químicas?

Este armamento, prohibido por la Organización de las Naciones Unidas desde el año 1993, ha sido usado desde muchos años

3 min

Las armas químicas han vuelto a ser noticia después de que hayan vuelto a aparecer los rumores de su empleo en la guerra de Siria, concretamente en Duma. En 1993, la Organización de las Naciones Unidas las prohibió y las clasificó como armas de destrucción masiva.

Cualquier arma que incluya sustancias químicas tóxicas es considerada de este tipo. Su empleo no es nada nuevo y han sido utilizadas a lo largo de la historia. ¿Sabes cuándo se empezaron a usar?

Origen milenario

Al pensar en armas químicas suele venir a la mente el uso de bombas, ojivas y proyectiles, que son las formas más comunes que se han utilizado para liberar sustancias tóxicas. No obstante, las armas químicas ya se empleaban hace miles de años cuando aún no había bombas o proyectiles que explotasen.

Las primeras armas químicas se pueden encontrar en las sociedades de cazadores del mundo en la edad de piedra. Por aquel entonces, los seres humanos ya utilizaban el veneno de escorpiones, serpientes y otros animales y plantas venenosas en las puntas de las flechas de madera, hueso y piedra para cazar.

armas químicas 2

Las ranas flecha azul son un ejemplo de animal que se ha utilizado para crear flechas venenosas

Algunos de los primeros usos de armas químicas contra seres humanos vienen recogidos en escritos chinos datados del año 1.000 a. C. Estos detallan recetas de humos tóxicos para ser empleados en la guerra. Uno de estos usos declarados aparece en textos de la secta moista de China. Estos detallaban cómo se utilizaba el humo generado por semillas de mostaza y otros vegetales tóxicos en los túneles que empleaban los ejércitos durante los asedios.

Fue en la Primera Guerra Mundial cuando se comenzaron a utilizar por primera vez las armas químicas a gran escala. Según cifras oficiales, causaron más de un millón de heridos y 85.000 muertos. Fue en este momento cuando su uso se extendió más en los años venideros con el posterior desarrollo de la tecnología.