Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El casco antiguo de Lliçà d'Amunt, donde tuvo lugar una orgía en Fin de Año / CG

El misterio de la orgía de Lliçà d'Amunt

Una bacanal por Fin de Año en un municipio catalán en pleno toque de queda por el Covid causa escándalo y deja preguntas sin responder

Sara Cid / Ignasi Jorro
7 min

Los vecinos de Lliçà d’Amunt (Barcelona) amanecieron el sábado con una inaudita noticia: una de las innumerables casas unifamiliares que salpican el extenso municipio del Vallés Oriental había sido elegida como escenario de una orgía multitudinaria. En pleno toque de queda y limitación de las reuniones privadas a 10 personas, un grupo de medio centenar practicó sexo por Nochevieja en esta población. 

La Policía Local de Lliçà acudió a desalojar la fiesta después de que dos de los participantes se equivocaran de dirección e intentaran acceder a una vivienda contigua. Fue precisamente este vecino quien avisó a las autoridades, que descubrieron que en el interior de la vivienda había unas 50 personas celebrando una saturnalia de Fin de Año.

“ETA, las vacas locas y esto”

La insólita noticia ha corrido como la pólvora entre los vecinos de la localidad, que no salen de su asombro. “Nunca salimos por nada bueno en la prensa, solo por el comando Barcelona de ETA, por la primera vaca loca de España y, ahora, por esto”, dice resignada Encarni, una vecina del pueblo. Sin embargo, a pesar de que la “fiesta ilegal” ha sacudido a esta población de 15.673 habitantes, nadie parece saber con certeza dónde ha sucedido con exactitud.

llica amunt orgia fin ano
Entrada a Lliçà d'Amunt, pueblo donde se celebró una orgía por Fin de Año / CG

“Aquí hay muchas casas escondidas, podría haber sido en cualquiera”, explica un taxista que se conoce como la palma de su mano el laberinto que componen las ocho urbanizaciones en las que se entretejen masías y casas de payés con viviendas de nueva construcción. “Vive gente de mucho dinero”, confirma Mercedes, empleada de una panadería en la pedanía de la Cruilla. “Es gente importante”, continúa el conductor. En este sentido, el hecho de que los participantes fueran de nacionalidad estadounidense hace sospechar a los vecinos de la veracidad de la información oficial. No se lo creen. 

Las autoridades no sueltan prenda

Por su parte, la Policía Local guarda silencio y se niega a ofrecer más detalles de los que han trascendido en los últimos días a la prensa. En el ayuntamiento, tanto el alcalde Ignacio Simón Ortoll como el personal de prensa continuaban este lunes disfrutando de las vacaciones navideñas ajenos a la polémica que envuelve al municipio.  

Mientras, un torrente de llamadas inundaba la casa consistorial. Medios como Daily Mail (Reino Unido), Sputnik (Rusia) o Newshub (Nueva Zelanda) habían puesto a esta localidad en el mapa tras avanzar la información El Mundo. En la sede del equipo de gobierno, reinaba el caos. En la calle, una sensación de incertidumbre aderezada con una pizca de humor. "¿La orgía? Sí, pero llegáis tarde", comentaban algunos residentes. 

"No fue en mi casa, estoy harto"

En algunas de las urbanizaciones que componen Lliçà d'Amunt, los dueños de masías confirman que en los últimos días han recibido varias llamadas de medios de comunicación preguntando si la fiesta se había celebrado en su propiedad, pero todos ellos niegan la mayor. Ninguno reconoce haber alquilado su finca para celebrar la famosa orgía.

orgia llica damunt fin ano nochevieja
Masia Can Lluci / CG

Uno de ellos, el dueño de Can Lluci, atiende a Crónica Global por teléfono. Le acusan de haber sido él quien cedió la casa rural para el festín de final de ejercicio. "Estoy harto. ¡No!, no fue en mi casa. Está corriendo el rumor de que fui yo quien alquiló, y es mentira. Me voy a ir a quejar a la Policía Local", anuncia desafiante. 

"Alquilan y hacen lo que quieren"

Los vecinos confirman que tampoco han visto trasiego de gente a deshora ni han escuchado barullo en las casas colindantes, aunque denuncian que en los últimos años se han disparado los alquileres de casas rurales y masías, sobre todo en fin de semana y en época estival. “Hacen lo que quieren”, dice una vecina en relación a los huéspedes de una masía cercana a su vivienda. “A los dueños les va bien. Cobran 700 u 800 euros por fin de semana, que es lo que cobrarían en un mes, así que les da igual. Viven de eso. Aquí las fiestas son continuas desde hace 11 años: vienen jóvenes extranjeros de todas partes…”, confirma.

“Desde que se alquilan estas casas pasan unas cosas muy raras porque no viene gente normal. Lo que no pueden hacer en su bloque de pisos lo hacen aquí, hacen lo que quieren”, zanja.

La nacionalidad, una incógnita

Los Mossos d’Esquadra, que han asumido la investigación del caso, confirman que la orgía se produjo en el municipio vallesano, aunque sin desvelar el nombre de la urbanización. Tampoco la nacionalidad de los denunciados que, dicen, no les constan. El único dato que manejan es que en la casa había 50 personas, sin que la Policía Local les haya precisado si entre prostitutas y clientes o solo clientes.

No obstante, aclaran, los participantes en el desenfreno no habrían cometido ningún delito. “Si no había menores y fue un hecho voluntario, sin que hubiera proxenetismo, no es un delito. En España la prostitución no está penada, por eso no se les detuvo. Sobre ellos pesa una denuncia administrativa por incumplir las restricciones impuestas por el Govern para la contención del Covid-19: distancia social, toque de queda y máximo de 10 personas en una reunión”.