Menú Buscar
Un agente de Mossos d'Esquadra en un control, imagen de archivo

El operativo especial de Mossos y Bomberos para la verbena de San Juan

Interior prevé medio millón de desplazamientos a la Costa Brava y Costa Daurada y aumentará la presencia de agentes en playas y carreteras

4 min

Los Mossos d'Esquadra y los Bombers de la Generalitat trabajarán, un año más, junto en el operativo especial de la verbena de San Juan. Para poder atender una de las noches del año con más llamadas al 112 han preparado un dispositivo policial y de emergencia para controlar las zonas con más afluencia de público, especialmente las playas.

En Barcelona se prevé que miles de personas acudan al litoral barcelonés para celebrar una noche donde el principal protagonista es el fuego, el alcohol y los petardos. Un combinado que puede ser letal. Aun así, Interior prevé que más de medio millón de vehículos se desplacen hacia la Costa Brava o la Costa Daurada. Este año la verbena cae en sábado, algo que aumentará el número de salidas del área metropolitana de Barcelona.

Los Mossos y los Bombers se reforzarán para hacer frente a la primera gran prueba del verano en lo que a movilidad se refiere. Además, coincide con el fin del curso escolar para los más pequeños, que a media tarde empezarán sus vacaciones de verano. 

Operación salida

Los Mossos d'Esquadra prevén que a partir de las 15 horas de este viernes, 515.000 coches salgan de la capital catalana y los municipios adyacentes. Una cifra que aumenta un 14,3% respecto a la verbena de 2017. Por ello, se prevé que haya retenciones en las principales vías catalanas, donde señalan la AP-7 y la C-32 como las carreteras más afectadas.

Operación retorno

Lo mismo ocurrirá con la operación retorno. Se prevé que el regreso a la capital se produzca de forma escalonada, aunque alrededor de 228.000 vehículos ocuparán las carreteras el domingo por la tarde. En este caso, se reforzará la presencia policial en las autopistas AP-7 y A-2, así como en la N-340, la C-32 y las carreteras de la Costa Brava.

Durante todo el fin de semana, 3.197 agentes se desplegarán para controlar y velar por la seguridad en la carretera. Habrá 68 controles de alcoholemia y drogas, especialmente la noche de la verbena. Además, para agilizar el tráfico se instalarán carriles adicionales, carriles en sentido contrario y colocación de sistemas de señalización en la carretera, como conos.

Juegos del Mediterráneo

La verbena de este año coincide con el inicio de los Juegos del Mediterráneo, algo que incrementará el número de desplazamientos hacia Tarragona. En dicha ciudad se aplicarán restricciones específicas a partir de las 16 horas que afectarán al tránsito de vehículos, con cortes en los accesos desde la A-7 en la rotonda elevada del campo del Nàstic y en la N-340, y sólo permitirá el acceso de vehículos autorizados y autobuses.

Operación fuegos artificiales

Por su parte, los Bomberos han preparado un dispositivo especial con una dotación de 172 efectivos en una de las noches más ajetreadas a nivel de emergencias. Además, el operativo contará con auxiliares de oficio forestal y con guardias de 14 horas, y que permitirán tener los parques abiertos entre las 16.00 horas del día 23 y hasta las 2.00 horas del día 24. Asimismo, los Bomberos han hecho un llamamiento a la responsabilidad ciudadana a la hora de lanzar petardos y pirotecnia. Elegir lugares sin vegetación para evitar los incendios y no lanzarlos cerca de personas o menores.