Menú Buscar
Manifestación por los colectivos LGTBI y la transexualidad / EP

La OMS cambia el término 'transexual' para desvincularlo de los trastornos mentales

La 'Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud' es la guía de referencia sanitaria en todo el mundo

17.05.2019 11:39 h.
2 min

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha cambiado el término "transexual" en la guía Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud (DCI). En la nueva edición de este catálogo, esta categoría recibirá el nombre de “incongruencia de género”, definida como una condición sexual y no como un trastorno mental.

La guía DCI es una referencia en todo el mundo para realizar estadísticas de salud que, a su vez, sirven para financiar servicios y seguros relacionados con este sector. La Asamblea Mundial de la Salud ya realizó un cambio del concepto de homosexualidad en 1990. Hasta entonces, también se incluía dentro del abanico de las enfermedades psicológicas.

Tratamiento médico

Anzhelika Volkonskaya, enfermera y activista LGTBI de Bielorrusia, ha indicado que este cambio tiene implicaciones de primer orden ya que “si un médico ve a un paciente transgénero en un estado de depresión, le debe ofrecer un tratamiento como a cualquier otra persona”.

Volkonskaya también ha señalado la importancia de normalizar la transexualidad, y señala que para que este colectivo pueda sobrevivir, “no es raro que se involucre en el trabajo sexual comercial y una persona en esa situación necesita pruebas periódicas para detectar infecciones de transmisión sexual y el VIH", recalca.

La DCI como guía

En esta línea también se ha manifestado el director interino de Enfermedades Transmisibles en la región europea de la OMS, Masoud Dara, quien subraya que los ciudadanos transgénero deben tener acceso a los mismos servicios sanitarios, tanto a nivel preventivo como de tratamiento.

En relación con la nueva categorización de la OMS, afirma que esta ayudará a detener el estigma, la discriminación y “acelerará el progreso hacia una verdadera cobertura de salud universal".