Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El exasesor de la OMS Rafael Bengoa / EFE

Rafael Bengoa: "Es inevitable un confinamiento domiciliario"

El exasesor de la OMS apuesta por una reclusión más breve y unos sistemas de compensación para los "irresponsables"

4 min

El exdirector de Sistemas de Salud de la OMS, Rafael Bengoa, ve “inevitable” que se produzca un nuevo confinamiento domiciliario si se mantienen las cifras actuales de la pandemia en España. “Va a ser la mejor medida", asegura.

El exasesor de Obama señala que "si consiguiéramos bajar los números y rastreáramos mejor se podría convivir con el virus”. En todo caso esto no está sucediendo, “no está funcionando y por lo tanto es necesario pasar al siguiente nivel".

Dureza y brevedad

El experto en salud pública ha detallado este domingo en Catalunya Ràdio que "es inevitable, dentro de una o dos semanas, ir a un confinamiento domiciliario". Un confinamiento que, a su parecer, debería haberse decretado con anterioridad.

Hubiera sido mejor "actuar más fuerte antes, pero ya que se han tomado estas medidas y se van a evaluar en una o dos semanas, luego ya se podrá ver si la tendencia es igual y si hay que razonar en términos de confinamiento a escala nacional", detalla.

Europa

Esta nueva reclusión sería mucho más breve que la anterior, "estamos hablando de un mes", matiza, como ya han hecho algunos países europeos como Francia, Bélgica y Reino Unido, pero esta vez sin cerrar las escuelas

Pero durante el confinamiento domiciliario, recuerda el experto, los responsables públicos deben ir “montando todos los sistemas de rastreo y de seguimiento", para cuando se levanten la que “la infraestructura de control de los brotes no se nos vaya otra vez de las manos".

Hospitales e irresponsables

El también exconsejero vasco de Sanidad ve probable que la evolución de los casos acabe con ver "los hospitales abrumados" por la cantidad de pacientes que requieren ingreso. Sobre todo, porque, a su juicio, el comportamiento ciudadano irresponsable "no va a cambiar", “seguirá siendo así”. En este aspecto, invita a las autoridades a habilitar "unos sistemas de compensación de esa irresponsabilidad".

"Uno no puede dejarse pillar por la segunda oleada de la forma como nos hemos dejado pillar en Europa", remarca el profesional. Porque si bien remarca que la primera era impredecible, esta última era previsible. 

Oriente de ejemplo

Oriente es el espejo donde mirarse, según el exresponsable de la OMS, ya que ellos "no se han dejado pillar por una segunda ola”. Afirma que dichos países “tenían un buen sistema de seguimiento y rastreos montado. En este sentido, remarca la importancia de "no razonar como entonces".

Sobre los objetivos de “salvar la Navidad", Bengoa cree que no se está actuando con la cabeza ya que es la misma idea que se tuvo durante la primera oleada cuando se hablaba de “salvar el verano” para “abrir el turismo y los bares".

Verano y Navidad

"El verano ha sido una especie de espejismo de normalidad”, sentencia el experto. Recuerda que durante el periodo estival no se fortalecieron los “sistemas de rastreo y seguimiento”, por eso “ahora es necesario tomar decisiones más severas".

"Si tenemos una Navidad más o menos normal, obviamente va a ser un foco de contagio, sobre todo sabiendo que se va a celebrar en espacios cerrados con poca ventilación", indica. Hay que pensar "en atacar el virus y no en salvar las Navidades", concluye.

Destacadas en Crónica Vida

Destacadas en Vida