Menú Buscar
Asia Gardens Hotel & Thai Spa en Finestrat, uno de los destinos recomendados para esta primavera / BOOKING

Olot, una ciudad que invita a vivir la primavera

Finestrat, Córdoba, S'Horta y La Coruña son otros de los destinos ideales para una escapada primaveral

5 min

Se cumple la primera semana desde el cambio de estación. La primavera ha traído consigo el buen tiempo a numerosas regiones de España, lo que está invitando a muchos viajeros a pensar en el próximo destino de su escapada. Y es que con la llegada de la primavera son muchos los lugares del país que llaman la atención de los españoles, que no tienen la necesidad de viajar más allá de las fronteras para descubrir rincones sorprendentes.

Según una encuesta de Booking, una de las tendencias para este 2019 son los viajes a pequeña escala, como lo demuestra el 59% de los participantes, que ha afirmado su intención de viajar más durante los fines de semana de este año. “Se espera que sea un 2019 enfocado en las soluciones a medida y los viajes cortos tendrán itinerarios bien pensados para ajustarse a periodos más breves. Pero ¿por dónde empezar?”, se preguntan los expertos del portal, que han elaborado una pequeña selección con algunos destinos únicos “para matar el gusanillo de viajar en primavera”. “Se trata de lugares en plena naturaleza o rodeados de vegetación y flora para empaparse de una de las estaciones más bonitas del año”, apuntan.

Escapada ‘volcánica’ (Olot)

El repaso a las escapadas a tener en cuenta para esta primavera empieza en Cataluña, más concretamente en Olot. Y es que en pleno Parque Natural de la Zona Volcánica de la de la Garrotxa se encuentra “un oasis de cristal” que se convertirá en la ventana perfecta al paraje natural que la rodea.

Hotel Les Cols Pavellons / BOOKING

Hotel Les Cols Pavellons / BOOKING

Se trata del hotel Les Cols Pavellons, un “alojamiento zen” con paredes y suelos de cristal para que los huéspedes tengan la oportunidad de contactar con la naturaleza como nunca hubieran imaginado. Además, junto a él se encuentra una masía catalana que acoge un restaurante con dos estrellas Michelin. “El broche perfecto para terminar de saborear la experiencia”, indican desde Booking.

Finestrat (Alicante, Comunidad Valenciana)

No hace falta coger un avión y hacer un largo viaje para disfrutar con el mejor exotismo de países como Tailandia. En España se puede sentir el ambiente asiático en lugares como el Asia Gardens Hotel & Thai Spa.

Es un hotel único ubicado en Finestrat en el que los viajeros pueden relajarse y dejarse llevar por el encanto balinés frente a la Costa Blanca: estanques, cascadas, meditación… “Un lugar de ensueño en el que vegetación y lujo balinés se dan la mano en una experiencia inolvidable”, comentan desde Booking.

Rodeado de flores en Córdoba (Andalucía)

Córdoba es una ciudad andaluza llena de atractivos para visitar durante todo el año: su Mezquita-Catedral es un lugar para descubrir en primera persona, así como también lo son sus hermosos patios.

Casa de la Judería / BOOKING

Casa de la Judería / BOOKING

Un escenario único para vivir intensamente la primavera en la ciudad, cuna de artistas como Julio Romero de Torres, es la Casa de la Judería, “donde las flores se funden con la belleza de esta antigua casa cordobesa del siglo XVII, ubicada en el corazón de la ciudad”.

El lado menos conocido de Mallorca (S'Horta, Islas Baleares)

Las Islas Baleares es una región conocida, sobre todo por sus playas. Sin embargo, es un destino que tiene mucho más que ofrecer a los viajeros, algo que se demuestra en primavera.

En el corazón de Mallorca, gracias a su inigualable ubicación, muy próxima al mar y bordeada de campo abierto, Agroturisme Can Bessol ofrece la posibilidad de descubrir una faceta de la isla bastante menos conocida de lo habitual.

 La Coruña (Galicia)

Para encontrar la última recomendación hay que desplazarse hasta el interior de Galicia. Casa de Casal es una preciosa casona de labranza del siglo XVIII que ha sido convertida “en un lugar único para conectar con la naturaleza”. Árboles frutales, jardines y estanques de agua de manantial rodean una finca de cuatro hectáreas que se antoja como el destino ideal “para redescubrir el significado de la primavera”.