Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La playa de Barcelona nevada. Imagen que podría volverse a repetir la próxima semana ante la llegada de la masa de frío polar del norte y centro de Europa / EUROPA PRESS

Una ola de frío polar llegará a Cataluña a finales de semana

Las temperaturas altas y el sol desaparecerán con el inicio de la primavera

2 min

Las buenas temperaturas y los cielos soleados registrados en Cataluña durante la semana pasada y este lunes serán un espejismo pasajero ante la llegada de una masa de aire polar procedente de Escandinavia y el centro de Europa. El frío inundará el territorio los próximos días, coincidiendo con la entrada oficial de la primavera.

Este frío del norte y centro europeo provocará una bajada considerable de las temperaturas, que hoy lunes alcanzan máximos de 21º. En la costa catalana, donde más ha aumentado el calor estos días, comenzará a notarse a partir de este jueves, aunque el descenso será mayor durante el fin de semana.

Predicción general para esta semana de la entrada de masa de frío polar / AEMET
Predicción general para esta semana de la entrada de masa de frío polar / AEMET

La nieve puede llegar a la costa

A partir de este viernes, 19 de marzo, el frío de la masa polar se instalará en Cataluña y traerá un aumento de humedad en el ambiente. Todo ello, comportará un incremento de las precipitaciones, con nevadas generalizadas en el territorio en altitudes inferiores a los 500 metros. Esto podría teñir puntualmente de blanco el litoral y prelitoral catalán.

Predicción general para la próxima semana, con la entrada de la primavera y la llegada de la ola de frío polar / AEMET
Predicción general para la próxima semana, con la entrada de la primavera y la llegada de la ola de frío polar / AEMET

La última gran nevada durante el mes de marzo en Barcelona y el resto de la costa catalana se dio hace más de 10 años: el 8 de marzo de 2010. Este fenómeno poco habitual podría repetirse más de una década después, que en su momento provocó una acumulación de nieve de entre dos y 20 centímetros que provocaron un colapso en la movilidad en la capital catalana y en las carreteras del área metropolitana.